La educación en Catalunya

El Parlament salva del cierre a la Academia Cultura de L'Hospitalet

  • Los grupos acuerdan modificar el decreto que posibilitará que la escuela se integre en la red pública

Alegria de Academia Cultura ante el Parlament

2
Se lee en minutos
Montse Baraza
Montse Baraza

Periodista

ver +

Se acabó el sinvivir de familias y profesores de la Academia Cultura de L'Hospitalet de Llobregat. Con gran alegría han celebrado este jueves a las puertas del Parlament el resultado de la votación que abre la puerta a que este centro concertado pase a integrarse en la red de escuelas públicas de la Generalitat y evite así un cierre que nadie deseaba.

ERC ha dado su apoyo indispensable a la moción que han presentado los 'comuns' y que proponía la modificación del decreto ley que regula la incorporación de centros educativos a la red pública. Aprobada con los 131 votos a favor de ERC, 'comuns', PSC, CUP, Cs, Vox y PP (Junts se ha abstenido), el siguiente paso será modificar ese decreto para que contemple el supuesto de casos excepcionales de necesidades de escolarización, como es el caso de L'Hospitalet, falto de plazas públicas, y en concreto del barrio de Collblanc-Torrassa.

En su intervención en el pleno, el diputado de ERC Jordi Albert ha reconocido que "en la Torrassa faltan plazas" y ha asegurado el "compromiso" de los republicanos por "aportar una solución, resolver el problema y responder a las reivindicaciones de la comunidad educativa".

Manel Pulido, del sindicato Comisiones Obreras (CCOO), una de las personas que ha batallado desde el primer momento por la continuidad de la Academia Cultura, celebraba que el centro tenga garantizada su actividad de cara al curso 22-23. Las familias de los 319 alumnos de infantil, primaria y ESO no tendrán que buscar escuelas alternativas y los docentes conservarán sus puestos de trabajo.

"No hay marcha atrás"

Noticias relacionadas

"Esto ya no tiene marcha atrás. Estaremos vigilantes a que el proceso siga adelante y se avance en el traspaso a la red pública", ha señalado Pulido, que en los pasillos se ha encontrado con el 'president', Pere Aragonès, que le ha dicho que "sí, que esto se solucionara". Y el Departament d'Educació también les ha trasladado que se ponen ya a trabajar en la modificación del decreto, algo que será "inmediato". "No debería haber costado tanto", añade el dirigente de CCOO.

La idea ahora es que el centro siga en el viejo edificio que ocupa hasta que esté construida la nueva escuela Maria Miret en el solar de la calle Mas, donde están ahora están los barracones de la escuela Ernest Lluch. Estos barracones quedarán vacíos en septiembre, cuando los alumnos de la Ernest Lluch pasen a estrenar su nuevo edificio.