Mejora en el transporte público

La L5 de metro de Barcelona estará cortada en Semana Santa por obras de renovación de la vía

Los trabajos se desarrollarán en dos fases y también servirán para acabar con las vibraciones en algunos puntos del recorrido

Estación de La Sagrera, de la línea 5 del metro.

Estación de La Sagrera, de la línea 5 del metro. / MANU MITRU

3
Se lee en minutos
ACN

Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) llevará a cabo este año una renovación integral de tres kilómetros de vía entre La Sagrera y Horta de la línea L5 de metro que comportará cortes en el servicio en Semana Santa y entre el 9 de julio y el 10 de septiembre. La primera fase comportará una interrupción de 10 días entre las estaciones de Diagonal y Vilapicina y servirá para preparar los trabajos del verano, en especial en La Sagrera, entre otras actuaciones. Estas son las alternativas de viaje que tendrán los usuarios.

La segunda fase supondrá el corte del tramo donde se renovará integralmente la vía y que también tienen que servir para mitigar las molestias causadas por las vibraciones. La presidenta de TMB, Laia Bonet, ha afirmado que las obras son "necesarias e imprescindibles" y ha pedido "paciencia" a los usuarios.

TMB ha previsto una inversión de 15 millones de euros en los trabajos para adecuar la línea 5 y que tienen que servir para hacer una renovación integral de las vías entre La Sagrera y Horta, además de otras actuaciones. Los trabajos se llevarán a cabo en dos fases con el objetivo de minimizar las molestias a los usuarios, a quienes la compañía ya empezará a informar unos 15 días antes del inicio de las obras porque cojan una línea de metro alternativa, ya sea otras líneas de metro, los 30 buses articulados lanzadora que habilitará TMB o los buses de las líneas ya existentes, que se verán reforzados.

Ocho estaciones sin servicio

La primera fase de las obras se llevarán a cabo coincidiendo con la Semana Santa, entre el 9 y el 18 de abril. Supondrá interrumpir el servicio en ocho estaciones, concretamente entre Diagonal y Vilapicina por los trabajos entre Verdaguer y Virrei Amat.

Durante estos días, los operarios de TMB construirán una nueva equipación de vía en la entrada de la estación de La Sagrera, que será "imprescindible" para poder dejar la estación a punto durante el corte del verano. Fuentes de la compañía destacan que la estación funciona como un 'hub' puesto que también hay servicio de Rodalies y líneas de bus.

Retirada de amianto

Además, entre Verdaguer y Sagrada Familia también se renovarán 300 metros de vía para acabar con las vibraciones; entre La Sagrera y Congreso se sustituirán 300 metros más y a la estación de Maragall se retirarán los materiales con amianto. Además, en Sagrada Familia se abrirá un pozo para la entrada y la salida del material para las obras del verano.

Noticias relacionadas

De cara a esta segunda fase, el servicio quedará interrumpido entre La Sagrera y Huerta. Entre el 9 de julio y el 7 de agosto, las obras comprenderán el tramo entre las estaciones de Congreso y Vilapicina y entre el 8 de agosto y el 10 de septiembre se añadirá el tramo entre Vilapicina y Horta. Por lo tanto, el metro funcionará parcialmente entre Cornellà Centre y La Sagrera entre el 9 de julio y el 7 de agosto y entre Horta y Vall d'Hebron, mientras que en la segunda subfase solo lo hará entre El Carmel y el Vall d'Hebron.

El director de la Red de metro, Òscar Playà, ha detallado que con la renovación de las vías también se sustituirá el balasto por una plataforma de hormigón; se cambiarán las travesías por 20.000 fijaciones antivibratorias para reducir y eliminar las vibraciones. Según Playà, con este plan se reducirá hasta el 45% de las vibraciones que la compañía tiene identificadas en la red de metro.