React 2022

10 millones para acercar la ciencia al mercado en BCN

  • El Ayuntamiento de Barcelona crea un fondo para impulsar empresas surgidas de centros de investigación. El motor que transforma la ciencia en innovación sigue a medio gas en la ciudad 

Gemma Martínez, Johann Martin Feckl, Daniel Crespo, Diana Morant, Laia Bonet, Mateo Valero y Carlos Trenchs, en el debate ’Barcelona, capital de la innovación’, de las jornadas React 2022.

Gemma Martínez, Johann Martin Feckl, Daniel Crespo, Diana Morant, Laia Bonet, Mateo Valero y Carlos Trenchs, en el debate ’Barcelona, capital de la innovación’, de las jornadas React 2022. / ELISENDA PONS

3
Se lee en minutos
Michele Catanzaro
Michele Catanzaro

Periodista

ver +

El Ayuntamiento de Barcelona prevé destinar 10 millones de euros a partir de este otoño para impulsar start-ups surgidas de los centros de investigación. Esta inversión - el Fondo Deep Tech – aspira a atraer la misma cantidad de financiación privada, alcanzando una inversión total de 20 millones.  

Así lo ha anunciado hoy Laia Bonet, tercera teniente de alcalde de Barcelona, en una mesa redonda moderada por Gemma Martínez, directora adjunta de EL PERIÓDICO. El debate es parte de las jornadas React 2022, celebradas de ayer hasta mañana en el Disseny Hub. Se trata de la segunda edición de un encuentro impulsado por el Ayuntamiento para reflexionar sobre la reactivación económica de la ciudad y posicionarla como capital europea de la innovación.

La financiación se vehiculará a través de fondos de inversión, que se presenten al Ayuntamiento con una propuesta de la mano de centros de investigación, explica Miquel Rodríguez, comisionado de la Agenda 2030 del Ayuntamiento. Los ejes principales, pero no exclusivos, son la digitalización, la biotecnología, la movilidad y la energía. 

El anillo más débil

De esta forma, el Ayuntamiento pretende impulsar las llamadas empresas deep tech: start-ups muy vinculadas con el mundo de la ciencia, que basan su negocio en descubrimientos o avances tecnológicos rompedores.

Bonet anunció el fondo durante una mesa redonda, justo después de que Carlos Trenchs, de la plataforma de capital riesgo barcelonés Aldea Capital, pusiera el dedo en la llaga de la innovación en la ciudad. “Somos excelentes en ciencia pero ¿qué porcentaje de esta ciencia se convierte en productos? Y ¿qué porcentaje de las nuevas empresas surgen de la ciencia? Aquí tenemos mucho campo para correr”, constató el inversor. 

“La innovación es el eslabón más débil de la cadena que va de la ciencia básica a la producción de bienes”, coincidió Daniel Crespo, rector de la Universitat Politècnica de Catalunya. 

Ecosistema local

Crespo argumentó que la investigación es global, pero la innovación necesita la concurrencia de muchos actores distintos, que se da mejor a nivel local. De allí la importancia de pensar a nivel local para producir ecosistemas de innovación. 

En ello coincidió Johann Martin Feckl, director de investigación precompetitiva y asuntos internacionales de la sociedad Fraunhofer, el organismo público que impulsa la innovación en Alemania, que cuenta con decenas de centros en el país. “Buscamos impulsar ciudades a prueba de futuro, ecosistemas locales que reúnan a distintos actores para hacer posible la innovación”, afirmó.

Mateo Valero, director del Barcelona Supercomputing Center (BSC), aportó una nota de optimismo. “Tenemos grandes centros de investigación que generan varios miles de trabajos por año en Barcelona. ¡Somos la única ciudad del mundo que tiene un superordenador en una capilla!”, afirmó en referencia al emblemático local que aloja el BSC, para el cual reclamó una parada del Bus Turístico. 

Valero hizo gala de proyecto aplicados del BSC: desde la creación de gemelos virtuales de la Tierra y del cuerpo humano, hasta la primera red española de computación cuántica, pasando por OpenChip, una empresa para la producción de chips de alta calidad en Barcelona, que aspira a alcanzar los 500 empleados.

Capital científica

Noticias relacionadas

El acto contó también con la participación de la ministra de Ciencia, Diana Morant, que aplaudió la iniciativa de Barcelona. Morant destacó los 20 millones de euros transferidos a Barcelona en 2021, a los cuales deberían sumarse 20 más este año, en reconocimiento de su capitalidad científica y cultural. También señaló la oportunidad de representada por los fondos europeos de recuperación verde, una inversión de un volumen sin precedentes.

El Fondo Deep Tech anunciado hoy se enmarca en la iniciativa Barcelona Innovation Coast, lanzada por el Ayuntamiento en la edición anterior de las jornadas React. Este proyecto prevé la creación de 40.000 puestos de trabajo en los próximos 10 años y un impacto de 235 millones de euros en la ciudad de Barcelona, en las intenciones del Ayuntamiento.