La ATM prevé que casi todos los títulos de la T-Mobilitat se puedan usar en el área de Barcelona antes del verano

Un usuario valida la T-Mobilitat en el Tram, en Barcelona.

Un usuario valida la T-Mobilitat en el Tram, en Barcelona. / JORDI COTRINA

2
Se lee en minutos
Europa Press

El director general de la Autoritat del Transport Metropolità (ATM), Pere Torres, ha señalado que prevén que casi todos los títulos integrados se puedan usar con T-Mobilitat en el ámbito del área metropolitana de Barcelona antes de verano.

En una entrevista del periódico 'Ara', Torres asegura que siempre se ha valorado romper el contrato de la T-Mobilitat, pero que no había motivo objetivo para hacerlo.

La ATM aprobó hasta un límite máximo de 14 millones de euros, IVA excluido a la empresa adjudicataria del proyecto de la T-Mobilitat --SOC Mobilitat-- para asegurar la continuidad del proyecto, según un informe jurídico de la cuarta modificación del contrato.

Torres ha explicado que están en proceso de fijación de una fecha para la implementación de las fases del proyecto y que la concesionaria recibió los 14 millones con la condición de hacer un plan económico y financiero que incorporará un calendario de ingresos. "Este estará ligado al calendario de implantación de los diferentes títulos de transporte. El plan se tenía que entregar el 31 de enero, ahora lo hemos fijado para el 31 de marzo", ha sostenido.

Avance suficiente

"No había ni argumentos técnicos ni de incumplimiento contractual que justificaran rescindir el contrato", ha añadido Torres, que considera que pese a los obstáculos ahora las cosas avanzan a un ritmo suficientemente satisfactorio.

Ha explicado que no se pueden permitir más demoras y que, ahora que las cosas "van a un ritmo adecuado", prefieren ir resolviendo los problemas que pueden ir apareciendo, aunque reconoce que va con retraso respecto al calendario.

Ha recordado que el objetivo es que en 2023 se haya completado la implantación al 100% de la T-Mobilitat sin una fecha precisa porque en el proceso van apareciendo dificultades de tipo tecnológico.

No existe precedente

Torres ha asegurado que la T-Mobilitat no es una tarjeta sin contacto, sino un nuevo nivel de integración del sistema de transporte público de la ATM que hasta el momento consistía en una tarjeta común y que incluirá la gestión de toda la información del sistema.

Noticias relacionadas

"La mayoría de tarjetas sin contacto que existen en el mundo son de un solo operador. No existe hoy en día, y si está la desconozco, una operación con la complejidad de la T-Mobilitat", ha añadido Torres.

El director general de la ATM también ha señalado que el proyecto se diseñó con "exceso de optimismo" en cuanto a las tecnologías que se desarrollarían, los plazos necesarios y la facilidad con la que podrían converger los diferentes sistemas.