HISTORIAS METROPOLITANAS... 13

Memoria local del Baix Llobregat para entender el mundo

  • El Arxiu Comarcal del Baix Llobregat alberga miles de documentos imprescindibles para leer la historia de la comarca (y el país).

  • Desde miles de cartas escritas por mujeres anónimas durante el largo franquismo al Consultorio de Elena Francis hasta el archivo personal de la intelectual local Joana Raspall

Algunas de las cartas dirigidas a Elena Francis conservadas en el Arxiu Comarcal del Baix Llobregat.

Algunas de las cartas dirigidas a Elena Francis conservadas en el Arxiu Comarcal del Baix Llobregat. / Jordi Otix

4
Se lee en minutos
Helena López
Helena López

Redactora

Especialista en movimientos sociales y vecinales

Escribe desde Barcelona

ver +

Las llevaban a Can Tirell, en Cornellà, una de las propiedades de la familia, para que los 'masovers' las quemaran; pero estos, por suerte, no les hicieron caso. Si algo tenían era espacio y no les molestaban las cajas, así que las fueron almacenando. Cajas, cajas y más cajas en las que llegaron a acumular unas 100.000 cartas escritas entre la década de los 50 y la de los 70 del siglo XX por miles de mujeres anónimas. Sí, se trata de las misivas del Consultorio para la mujer Elena Francis y fueron encontradas hace 15 años, en el 2006, cuando la familia Fradera -los empresarios que impulsaron el famoso programa radiofónico como plataforma publicitaria para su centro de estética- vendió la masía a un promotor y esta pasó finalmente, vía junta de compensación, a manos del Ayuntamiento de Cornellà, quien dio con el tesoro.

Cuando los técnicos municipales entraron a la masía lo último que esperaban encontrar en ella era el testimonio de su puño y letra de varias generaciones de mujeres que desnudan allí, seguramente por no tener otro lugar en el que hacerlo, sus sentimientos y miedos. La inesperada radiografía de las invisibles de un país enterrada en polvo y un valioso fondo epistolar que la ciudad de Cornellà decidió sabiamente ceder al Arxiu Comarcal del Baix Llobregat, quien lo conserva desde entonces. 

Retuerta muestra algunos de los documentos que custodian.

/ Jordi Otix

Del minucioso estudio de ese legado -una de las colecciones más singulares del impresionante Arxiu Comarcal del Baix Llobregat- nació el libro ‘Las cartas de Elena Francis. Una educación sentimental bajo el franquismo’, escrito a cuatro manos entre el catedrático Armand Balsebre y la periodista Rosario Fontova y publicado por Cátedra en 2018.

Una selección de esas cartas -han digitalizado 10.000, aproximadamente un 10% del fondo total- sirve al Arxiu para explicar a los escolares del Baix Llobregat cómo vivían las mujeres españolas en los años 50 del siglo pasado. 

De migraciones y divorcios

Aunque el Consultorio de Elena Francis -que muestra sin filtros las múltiples represiones que atravesaban a las mujeres durante el largo franquismo-, es sin duda, el fondo más mediático del archivo, no es ni de lejos el único que sirve a la institución para explicar a los jóvenes vecinos del Baix Llobregat de dónde vienen. Uno de los materiales de los que Mari Luz Retuerta, apasionada directora del luminoso archivo, habla con más cariño es del ‘Documentant Regina, fonts d’arxiu per a la història de les dones’, elaborado a partir de la documentación real de una vecina de L’Hospitalet que se separó de su marido en los años 30 del siglo XX y se marchó a Argentina. Los alumnos de bachillerato estudian a partir de la vida -y las cartas- de una empoderada Regina desde las migraciones del siglo XX hasta los derechos conquistados por las mujeres durante la República y las violencias recibidas por estas durante la historia reciente. 

Una de las joyas del espacio es el Arxiu Joana Raspall, cedido en vida por la propia escritora

Tanto marcó a Retuerta la vida de Regina que en un viaje a Argentina fue a buscar la casa en la que tenían documentado que vivió (aquí está todo registrado), pero el edificio ya no existía. Sí lo hacen, por suerte, todos los documentos que esta archivera y su pequeño equipo guardan con pasión ayudando a entender un poco mejor no solo el pasado, también el presente a través de padrones, fotografías y sentencias. 

Otro de los tesoros de este equipamiento, que alberga archivos judiciales, patrimoniales y fotográficos, es el Arxiu Joana Raspall, cedido por la escritora en vida. Uno de los materiales didácticos más interesantes que ofrecen a los alumnos -consultable en su página web- es ‘Documents d’una vida’, en el que los estudiantes pueden ver desde fotografías de la intelectual ‘santfeliuenca’ de todas las épocas de su vida hasta documentos que ella atesoraba, como el censo de niños escolarizados en Sant Feliu en 1924 o un folleto donde se informa de la recogida de firmas de las mujeres de Sant Feliu en apoyo al Estatut de Catalunya de 1932 (todo digitalizado). 

La directora del Arxiu Comarcal del Baix Llobregat muestra uno de los pergaminos más antiguos que conservan.

/ Jordi Otix

Noticias relacionadas

Raspall desarrolló durante el franquismo una importante actividad cultural en gran parte desde el Centre Parroquial de Sant Feliu de Llobregat. En aquellos años grises solo la Iglesia podía hacer posible la reanudación de las actividades culturales tradicionales catalanes; así que fue desde el Centre Parroquial desde donde hicieron resucitar las sardanas y el teatro en catalán. Y fue allí donde Raspall hizo público su compromiso con la lengua y la ciudad, como está documentado en cientos de papeles conservados en su archivo, junto a las fichas de sus diccionarios

Así, en este mágico lugar pueden encontrarse desde pergaminos del siglo XI a carteles de entidades centenarias de la comarca o el archivo de la Fundació Utopia, archivo del movimiento obrero del Baix Llobregat. Documentos cedidos por Joan García-Nieto, el más célebre cura obrero.