Protesta ciudadana

Ciutat Meridiana sale a la calle contra la precariedad cronificada

  • La asociación de vecinos convoca una manifestación este viernes que ha cortado la C-17 "contra la pobreza, el paro y los desahucios, por una vida digna"

Foto de la familia a punto de ser desahuciada este miércoles en Rasos de Peguera, pese a estar los críos confinados.

Foto de la familia a punto de ser desahuciada este miércoles en Rasos de Peguera, pese a estar los críos confinados. / Jordi Otix

2
Se lee en minutos
Helena López
Helena López

Redactora

Especialista en movimientos sociales y vecinales

Escribe desde Barcelona

ver +

El característico ruido de fondo cuando descuelga el teléfono no deja lugar a dudas. Está en un desahucio. Es miércoles, 26 de enero y son las 12 del mediodía. "Al final uno de los tres de hoy se paró en los juzgados, pero a los otros dos hemos tenido que llegar a puerta, y aquí estamos”, señala Filiberto Bravo, líder de la asociación de vecinos de Ciutat Meridiana, entidad que lleva varios años absolutamente volcada en la lucha por el derecho a la vivienda. Ese difícil empeño -que todo el mundo tenga un techo asegurado- es el que les lleva a convocar este viernes una manifestación desde la Plaza Roja -centro neurálgico del barrio- hasta Fabra i Puig bajo la consigna: “Contra la pobreza, el paro y los desahucios, por una vida digna”.

Lo de parar los desahucios en la puerta -aplazarlos, en realidad- es el pan de cada día en este enclave de la Zona Nord de Nou Barris, uno de los más pobres de la ciudad, y uno en los que menos se ha notado la moratoria estatal de los desahucios, dada la precariedad extrema de muchos de sus vecinos. Aplazarlos, cuándo se puede y cómo se puede. A veces logran solo unos días para poder recoger las cosas. En uno de los casos de este miércoles se trataba de una pareja con dos hijos confinados por contacto estrecho en su grupo clase y estuvo a punto de ejecutarse hasta el último minuto. No fue hasta pasadas las dos de la tarde cuando finalmente llegaron a un acuerdo y se dio una semana a la familia para dejar el piso. Una semana. "Finalmente desde la propiedad [un gran tenedor] me han dicho que si la Generalitat les pide que entren en el programa Reallotgem para hacerles un alquiler social ellos están dispuestos a hacérselo", concluye con algo de esperanza Bravo, quien batalla cada caso hasta el final como si fuera propio.

El objetivo de la manifestación de este viernes es salir de este bucle. Dejar de dar vueltas en esta rueda en la que todos se expulsan las responsabilidades”, señala Bravo, quien insiste en que no es solo la vivienda. “Es al paro, es la precariedad”, subraya convencido de que ha llegado el momento de pasar a “la acción directa” y apuntando que se han sumado a la convocatoria de la asociación de vecinos algunos sindicatos de vivienda de otros barrio de la ciudad. La protesta, que ha cortado la circulación en la C-17, ha reunido a 150 personas.

La importancia de los papeles

Noticias relacionadas

Otra cuestión muy relacionada tanto con la vivienda como con la precariedad que desde la asociación de vecinos y otras entidades del territorio ponen sobre la mesa es la urgencia de la regularización de las personas en situación administrativa irregular. “Se pueden aplazar los desahucios, pero si no tienes papeles ni siquiera tienes derecho a entrar en la mesa de emergencia”, denuncia Bravo, quien apunta también como motivos para la protesta el papel de los Mossos en los últimos desahucios y “la desfachatez de los jueces”.

“Estamos cansados de promesas incumplidas y de grandes titulares que quedan en nada”, concluye el portavoz vecinal recordando que solo este mes de enero tienen sobre la mesa 20 fechas de desahucio.