Plan ferroviario

Primer paso para la conexión de Ferrocarrils entre Espanya y Gràcia

El Govern licita el desvío de los servicios como paso previo para que la tuneladora, una vez el proyecto esté aprobado, pueda empezar a perforar la galería de cuatro kilómetros. La obra permitirá unir los ramales de Anoia-Llobregat con los del Vallès

Un tren de Ferrocarrils, llegando a la estación de Sant Cugat, en mayo de 2019

Un tren de Ferrocarrils, llegando a la estación de Sant Cugat, en mayo de 2019 / Robert Ramos

2
Se lee en minutos
Carlos Márquez Daniel
Carlos Márquez Daniel

Periodista

Especialista en Movilidad, infraestructuras, política municipal, educación, medio ambiente, área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

El Govern ha dado otro pequeño paso adelante en una infraestructura largamente prometida, la prolongación de Ferrocarrils de la Generalitat que Catalunya (FGC) desde la plaza de Espanya hasta la parada de Gràcia. El Departament de Polítiques Digitals i Territori ha licitado el desvío de los servicios que se verán afectados por las obras posteriores para que la línea Llobregat-Anoia puede empezar a unirse con las del Vallès. El coste del proyecto es de siete millones de euros, los trabajos deberían empezar este verano y la previsión es que se terminen en 14 meses. La inversión total estimada ronda los 400 millones de euros. En 2014, cuando el 'exconseller' Santi Vila desempolvó el proyecto, era de 321 millones.

Se trata de allanar el camino. Es decir, desviar la red de agua, de saneamiento, la telefonía, el cable, el gas y la electricidad; todos los tropezones que dificulten a perforar la galería de cuatro kilómetros. El proyecto se centra en tres ámbitos: En Gran Via, entre Llançà y Vilamarí; donde se ubicará el pozo por el que se colará la máquina, en la futura estación de Hospital Clínic y en la nueva terminal de Gràcia, que se situarà en Travessera de Gràcia, entre Balmes y Via Augusta. El proyecto también prevé una parada en Francesc Macià, un punto céntrico de la ciudad que, sin embargo, carece de transporte ferroviario más allá de ejercer como origen y final del Trambaix. Así las cosas, en un futuro indeterminado, coincidirán aquí la conexión del tranvía por la Diagonal y el apeadero de FGC, dos elementos que muscularan sobremanera la oferta (y mejor conexión) de transporte público en la ciudad. Pero no solo eso.

Más conectividad

Noticias relacionadas

La parada de Hospital Clínic, en Urgell, entre Rosselló y Còrsega, permitirá pasar a la línea 5 de metro. Mientras que la de Gràcia, conectará con la línea de FGC que sube hasta la plaza de Kennedy y con los dos ramales hacia el Vallès. Amén de llegar hasta plaza de Catalunya en sentido opuesto. En plaza de Espanya, donde se remodelará el vestíbulo de la estación, se podrá pasar al metro a través de las líneas 1 y 3. La actuación prevé una inversión de unos 400 millones de euros y, actualmente, está en redacción el proyecto constructivo correspondiente a la obra civil del túnel y las estaciones, y se ha impulsado la redacción de los proyectos de arquitectura e instalaciones.

Este proyecto de conexión de los dos ramales principales de FGC formaba parte del plan de infraestructuras de la primera década del siglo XXI, pero fuera la crisis o la priorización de otros planes, terminó pasando de un 'conseller' a otro. Parece que ahora la cosa va en serio.