Los secretos de la estrella de Maria de la Sagrada Família

Los 12 focos que alumbran el terminal de la torre tienen la misma potencia que una licuadora estándar

La Sagrada Família ilumina la torre de la Mare de Déu

La Sagrada Família ilumina la torre de la Mare de Déu / Joan Cortadellas

1
Se lee en minutos
El Periódico

La estrella que corona la torre dedicada la Virgen de la Sagrada Família y el propio cimborrio cuentan con una iluminación que es de "una auténtica obra de ingeniería de gran complejidad técnica", según la Fundación Endesa, que ha colaborado en el proyecto.  

Así la estrella está formada por 12 puntas y un núcleo central, un dodecaedro, donde descansan los 12 focos que la iluminan, cada uno dirigido a cada una de las puntas. Además, cada foco está formado por 12 ejes de luz: 8 perimetrales en forma de círculo y 4 de centrales.

Toda la iluminación es LED, lo que permite que el consumo energético sea 10 veces inferior al que tendría una iluminación convencional.  La potencia de cada punta es de 43w, lo que significa que la potencia total es de 516w, la misma que necesita una licuadora estándar o un ordenador de escritorio.

A 80º centígrados

La tonalidad de la estrella es más fría que la del resto de la basílica. La temperatura del color es de 4.000 kelvins, el color equivalente al de una lámpara de mercurio. La elección responde al deseo de hacer destacar la estrella sobre el resto de la iluminación de la basílica (3.000 kelvins) y a la intención de marcar una continuidad con los colores del fuste de la torre de Maria, que van del azul al blanco. Así mismo las estrellas reales tienen un gran abanico de tonos, desde las más azules, como bellatrix (25.000 kelvins), a las más rojizas, como betelgeuse (2.000 Kelvins).

Noticias relacionadas

Otro condicionante que se ha tenido en cuenta para la iluminación es la temperatura ambiental. Así, la estructura y los focos están preparados para soportar hasta 80º centígrados si están apagados y 42º, la temperatura máxima registrada en Barcelona por la noche, si están encendidos.

Por supuesto toda la iluminación está digitalizada y los focos monotorizados y telecontrolados, de manera que si se superan determinados parámetros o uno de los focos tiene un comportamiento diferente al establecido, saltará la alarma y se podrá actuar de manera inmediata.