Operación en Barcelona

La Guardia Urbana detiene a tres personas tras olisquear que estaban descargando marihuana

La actitud nerviosa de los arrestados al trajinar los fardos de droga puso en alerta a una patrulla de agentes

Hojas de marihuana

Hojas de marihuana / El Periódico

1
Se lee en minutos
El Periódico

Descargar un maletero no es delito. Ni conducir, ni aparcar. Pero hacer todo eso de manera sospechosa, es decir, con nervios y mirando sin parar a derecha e izquierda, ya es otra cosa. O puede ser otra cosa. La Guardia Urbana de Barcelona detuvo el viernes a tres personas que descargaban droga de la parte trasera de un coche. Se trataba de marihuana y la guardaban en bolsas que en ese momento estaban introduciendo en un portal. La policía actuó, efectivamente, porque intuyó algo turbio en aquella maniobra callejera.

Los agentes intervinieron 4,7 kilos de marihuana tras comprobar el contenido de los paquetes de plástico. Eran 18 en total. La patrulla se movilizó, según manifiesta la propia policía local de la capital catalana en un comunicado, tras constatar una actitud "visiblemente nerviosa" por parte de los apandadores. Tampoco les encajó que dos personas "en actitud vigilante" hicieran señas al automóvil para que se detuviera en un lugar concreto. Demasiado cuidado, demasiadas miradas, demasiados silencios, demasiada rigidez. Resultado: tres detenidos y un pequeño alijo incautado.