ADIÓS AL 2021

Barcelona recupera su espectáculo de fin de año en Maria Cristina

La celebración vuelve a abrirse a la ciudadanía pero sin vocación de que la fiesta se alargue a los pies de Montjuïc tras el 'show'. El metro funcionará de manera ininterrumpida durante 72 horas seguidas, desde el 31 de diciembre hasta la medianoche del 2 de enero

Espectáculo de despedida del 2019, en la avenida de la Reina María Cristina 

Espectáculo de despedida del 2019, en la avenida de la Reina María Cristina  / Joan Cortadellas

3
Se lee en minutos
Carlos Márquez Daniel
Carlos Márquez Daniel

Periodista

Especialista en Movilidad, infraestructuras, política municipal, educación, medio ambiente, área metropolitana

Escribe desde Barcelona

ver +

No está prevista una fiesta de fin de año como las de muchos años atrás. Quizás se acuerden, por ejemplo, de esas concentraciones perimetradas en la plaza de Catalunya, con voluntarios en los accesos entregando vasos de plástico para evitar que la celebración terminara con botellas de cristal volando por los aires. Nada de eso, pero sí se convocará a la ciudadanía que lo desee a disfrutar de un espectáculo de bienvenida al 2022 en Reina Maria Cristina, el lugar oficioso para los 'shows' más vistosos de la ciudad desde que el consistorio decidió cargarse, con el aeropuerto mediante, la Festa al Cel, ese magnético carrusel de aviones sobre el litoral que era la guinda de la Mercè.

El teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, se ha liado un poco este viernes durante la rueda de prensa de presentación del dispositivo de las fiestas navideñas. "no está en absoluto previsto", ha sostenido, a preguntas de una periodista sobre la posibilidad de que la ciudad despida el año con una gran fiesta. El veterano concejal se refería a la negativa a albergar un jaleo discotequero en las calles. Fuentes municipales han concretado después que sí se recupera la convocatoria de los años previos a la pandemia en Maria Cristina, con un espectáculo que podrá seguirse a través de la televisión pública. La entrada de 2021 también tuvo fuegos artificiales desde distintos puntos de la ciudad, pero con el público en sus casas y con un toque de queda a la una de la madrugada que no daba para grandes jaranas.

Al margen de la despedida del año, Batlle, acompañado de la concejala de Movilidad, Laia Bonet, ha dado detalles sobre el funcionamiento del transporte público y sobre el dispositivo policial durante la Navidad. El 24 de diciembre, como es habitual, el metro dejará de funcionar a las 23 horas (en el caso de los buses, la última salida se realizará a las diez de la noche). El 25, en cambio, estará operativo entre las 5 de la mañana y la medianoche, y en Nochevieja funcionará de manera ininterrumpida para garantizar un regreso seguro a casa a los que hayan decidido decir adiós al 2021 en una fiesta privada más o menos multitudinaria.

Control de acceso a la despedida de 2018 en Maria Cristina

/ Elisenda Pons

El día 1 de enero cae en sábado, así que esa noche, el metro tampoco dejará de circular. De esta manera, el subterráneo estará operativo durante 72 horas seguidas, desde las 0.00 horas del 31 de diciembre hasta la medianoche del 2 de enero. En cuanto a la presencia de la Guardia Urbana en las calles de Barcelona durante las fiestas, Batlle ha avanzado que se desplegará un 15% más de agentes y que se controlarán, sobre todo, los ejes comerciales y el centro de la ciudad.

Montjuïc, como Times Square

Noticias relacionadas

Sobre el espectáculo en Maria Cristina, un portavoz del ayuntamiento explica que los detalles se darán a conocer más adelante en una rueda de prensa monográfica. Pero en cualquier caso, avanza y destaca que en ningún caso es un convocatoria para alargar la noche en la vía pública. De hecho, en la web municipal del espectáculo se anuncia que el fin del evento está previsto a las 0.15 horas.

La convocatoria junto a la plaza Espanya se instauró en tiempos de Xavier Trias. Sucedió en el salto de 2013 a 2014 con la intención de emular a ciudades como Sídney o Nueva York, conocidas por sus espectaculares despedidas del año en la calle con miles de ciudadanos, locales y forasteros, congregados. Aquel primer evento, que quedó en manos de la Fura dels Baus y tenía al frente a Turisme de Barcelona, tuvo un coste de 400.00 euros. Cerca de 70.000 personas quedaron patidifusas ante la imponente presencia del 'show' del Ésser del Mil·leni.

Temas

Coronavirus