Infravivienda

208 niños viven en naves o locales ocupados en Barcelona

  • El número de personas censadas por el Ayuntamiento de Barcelona que vive en naves o locales abandonados asciende a 735 personas

  • El padre y la madre que han muerto esta mañana en Tetuán no tenían NIE

208 niños viven en naves o locales ocupados en Barcelona
3
Se lee en minutos
Judit Bertran

El total de personas censadas por los servicios del Ayuntamiento de Barcelona que viven en naves o locales abandonados, como el que se ha incendiado esta madrugada en la plaza Tetuán, asciende a 735, entre ellos 208 niños.

La cifra, que hace referencia a un informe de abril del 2021, mezcla familias con menores a cargo y personas solas. Por otro lado, los servicios municipales tienen contabilizadas 334 personas más que viven como 'barraquistas' en solares ocupados de la ciudad. Todos estos casos implican ciudadanos que se considera que tienen un hogar, pero que no sea digno. Es el que el consistorio denomina infravivienda.

De esta manera, el padre y la madre que han muerto esta madrugada en Tetuán no tenían NIE y no podían acceder a una vivienda municipal ni a una oportunidad laboral con contrato.

El Ayuntamiento de Barcelona ha destacado que los últimos años se ha aumentado el peso de los servicios municipales que se dedican a acercarse a estos inmuebles ocupados y se ha llegado a registrar la cifra de las 735 personas que los habitan. Asimismo, ha destinado hasta 25 millones de euros para dar ayudas provisionales a las familias que se encuentran en infraviviendas.

Cambiar la ley de extranjería, ¿una solución?

Así, Laura Pérez, tenienta de la alcaldía de Derechos Sociales, Justicia Global, Feminismos y LGTBI, ha afirmado este lunes en una rueda de prensa que "la ley de extranjería excluye a muchos vecinos y vecinas de Barcelona" y, con la reforma de esta, se podría "dar oportunidades de futuro a las personas que ya son vecinos y vecinas de la ciudad".

Así, después del caso del incendio de la plaza Tetuán que ha acabado con cuatro muertos, entre los cuales un niño de tres años y un bebé de cuatro meses, entidades e instituciones, como el mismo Gobierno de la Generalitat, han apuntado a la crisis de la vivienda como al trasfondo clave de la problemática.

En este sentido, fuentes conocedoras han afirmado que una de los principales contrariedades que afrontaban el padre y la madre de la familia que ha acabado muriendo esta madrugada es que no disponían de NIE. Este freno administrativo los impedía incluso inscribirse a la bolsa de solicitantes de vivienda municipal, hecho que los llevó a prolongar su situación de ocupantes de un local abandonado.

Infraviviendas en Barcelona

Noticias relacionadas

Así, si se suma a los habitantes de las barracas, el total se ensarta hasta las 1.069 personas que hacen vida en una infravivienda en Barcelona. En un informe previo, este de febrero del 2019, se incluía otra variante: la de los menores de edad. En aquel momento, el total de personas contabilizadas que vivían en solares, locales o naves eran 853, un 20% menos que este año. Sobre aquel total, los niños representaban una cuarta parte: había 208 niños y adolescentes en situación de infravivienda.

Pero, según afirma Laura Pérez, el SISFAM -Servicio de Intervención Social de Familias con Menores- había intervenido hasta 88 veces y tenía un seguimiento de ayudas distribuidas a la familia en ropa y necesidades básicas. Así, desde que se detectó el riesgo de exclusión por pobreza de la familia de Tetuán en septiembre de 2020 hasta el 18 de octubre de 2021, cuando se realizó la última inspección de la vivienda no se detectó ningún problema relativo a una reasignación de vivienda, por lo tanto la familia se quedó en el local abandonado de Evo Banco.

Temas

Incendios