Las cuentas municipales

Maragall advierte a Colau de que ERC no negociará los presupuestos que apoyará

  • Los republicanos renuncian a modificar el proyecto y emplazan al gobierno de Barcelona en Comú y el PSC a cerrarlo con Barcelona pel Canvi, que facilitó su trámite

  • “No somos nosotros los que hemos convertido el presupuesto de Barcelona en un anexo del catalán”, afirma en una misiva enviada a la alcaldesa y a Collboni

 El líder de ERC en Barcelona, Ernest Maragall, en la plaza Reial.

 El líder de ERC en Barcelona, Ernest Maragall, en la plaza Reial. / JORDI COTRINA

2
Se lee en minutos
Toni Sust
Toni Sust

Periodista

ver +

Ernest Maragall ha enviado este miércoles a Ada Colau y Jaume Collboni una carta en la que les advierte de que ERC no va a negociar los presupuestos del Ayuntamiento de Barcelona para 2022, pese a que, como admite a continuación, su grupo “facilitará su aprobación”. Lo hará con una abstención, que permite a Barcelona en Comú y el PSC aprobar las cuentas sin requerir otros apoyos.

En su carta a la alcaldesa y al primer teniente de alcalde, Maragall reafirma algo que dio a entender el lunes, cuando anunció el cambio de posición de su grupo (si bien él subrayó que en realidad la posición no había cambiado). Entonces dijo que el grupo no esperaba lograr ningún avance por modificar el voto negativo emitido en la comisión de Economía el pasado 16 de noviembre, una modificación forzada por el acuerdo entre el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y los ‘comuns’. Para mayor desgracia de los republicanos, el voto negativo del día 16 no tuvo efecto, porque Barcelona pel Canvi votó a favor y permitió que los presupuestos municipales siguieran su trámite.

La carta enviada por Maragall a Colau y Collboni.

/ .

El voto y el apoyo

En el texto, Maragall, que no ha pasado su mejor semana, diferencia el voto y el apoyo a las cuentas: “Barcelona tendrá presupuesto, pero no participaremos de ninguna nueva negociación ni de ninguna conversación previa a la tramitación final (de los presupuestos). Pueden contar con nuestro voto, pero no esperen nuestro apoyo”.

La carta del republicano, como su comparecencia del lunes, incluye una argumentación un tanto sorprendente: insiste en que si bien modifica el criterio anunciado, la responsabilidad de ese cambio recae en los ‘comuns’ y no en su grupo: “No nos parece adecuado ni aceptable que el debate nacional contamine el municipal. Catalunya en Comú Podem decidió poner Barcelona en el centro de la negociación presupuestaria utilizándola como moneda de cambio. No somos nosotros quienes hemos sucursalizado la ciudad. No somos nosotros quienes hemos convertido el presupuesto de Barcelona en un anexo del presupuesto catalán”.

“Hace una semana anunciamos que formulábamos un voto contrario al presupuesto de 2022. La razón de fondo era lo bastante clara: queríamos, y queremos, unos presupuestos de transformación, y los que presentáis no son los que la ciudad necesita. Con la misma conciencia, y convencidos de lo que hicimos, hoy nuestro voto genuino en el ayuntamiento volvería ser contrario, y así se lo hacemos saber”.

El jefe de filas de ERC en el consistorio recuerda en la carta que su grupo se abstendrá porque, “efectivamente, los presupuestos de la Generalitat son más necesarios que nunca. Sirva este mensaje para confirmar nuestro compromiso en este sentido”. Aunque en la carta no se incluye ese detalle, ERC ha precisado al difundirla que el grupo invita al gobierno local a “concretar los detalles pendientes del presupuesto con el grupo político que facilitó su tramitación inicial”. Es decir, Barcelona pel Canvi.

Noticias relacionadas

Réplica de Collboni

Collboni ha comentado la misiva en un mensaje en la red social Twitter: "Una vez más, Maragall y ERC dicen no a Barcelona. Rechazar el diálogo no solo es irresponsable, sino también una falta de respeto a la ciudadanía".