Actividad de moda

Otro joven escala sin permiso la Torre Glòries

Alexis Landot, junto a la torre Glòries, este viernes.

Alexis Landot, junto a la torre Glòries, este viernes. / MANU MITRU

1
Se lee en minutos
Carmen Jané

Un joven francés ha logrado escalar esta tarde a primera hora la torre Glòries, sin pedir permiso. Se trata de Alexis Landot, un estudiante de 21 años aficionado a la escalada, que ya había protagonizado hazañas similares, como subir a la torre Montparnasse de París.

En el caso de Barcelona, explicó a este diario por teléfono que lo hacía "para sensibilizar sobre la mucoviscidosis, una enfermedad degenerativa, y para que la gente done dinero para la investigación". Preguntado por si tenía algún caso próximo, aseguró que no y que ni siquiera conocía a ningún enfermo de este mal que afecta a las vías respiratorias y digestivas. "Es una enfermedad genética grave que te deja sin moverte y quiero reivindicarla con algo que me hace sentir muy vivo, que es la escalada".

Landot asegura que escogió la torre Glòries (él la sigue llamando Agbar) porque "está en el centro de Barcelona". La hazaña le llevó unos 30 minutos, y al final de ella le esperaban los agentes de la Guardia Urbana, lo que no parecía sorprenderle mucho. "Normal. Me han puesto una multa, como siempre, pero hasta ahora no las he pagado", afirma. En Francia, tiene pendiente comparecer ante un tribunal por otras hazañas anteriores.

Edificio recurrente

No es la primera vez que alguien se encarama al emblemático edificio del también francés Jean Nouvel, que es objeto de codicia entre los aficionados a la escalada urbana y el 'parkour' extremo, especialmente franceses.

El escalador Leo Urban lo ha realizado ya en dos ocasiones, una vez en compañía de Nico Mathieux y la otra en solitario. Y en todas ellas han grabado la 'hazaña' para publicarla después en redes sociales.

Noticias relacionadas

El Ayuntamiento de Barcelona ha iniciado acciones legales en todas las ocasiones por los daños que ocasiona al edificio, revestido de cortinas móviles de cristal que cambian de color por la iluminación.

Para Landot, que ya ha escalado la torre Montparnasse y la torre Total, en París, su próxima hazaña la fija en uno de los rascacielos del barrio de La Defense. En Barcelona afirma que ya ha cumplido. Total, llegó este jueves y dice que se va el domingo.