Medida de gobierno

Barcelona impulsará la economía azul actuando en 52.000 metros cuadrados en el litoral

El plan hasta el 2025 incluye 43 propuestas para potenciar la actividad vinculada al mar, como motor local, atrayendo también inversión privada

70 entidades han participado en la hoja de ruta, que abarca actuaciones sobre sostenibilidad, generación de empleo, formación, logística, medioambiente y deporte

Collboni, con Escudé, en el velero desde el que han recorrido los puntos del litoral donde se intervendrá.

Collboni, con Escudé, en el velero desde el que han recorrido los puntos del litoral donde se intervendrá. / Elisenda Pons

4
Se lee en minutos
Patricia Castán
Patricia Castán

Periodista

Especialista en Economía local, comercio, turismo, vivienda, ocio, gastronomía y tendencias urbanas.

Escribe desde Barcelona

ver +

El giro hacia la economía azul planteado hace unos pocos años para el litoral de Barcelona comienza a cobrar cuerpo con la medida municipal de gobierno que afectará a más de 52.000 metros cuadrados de territorio hasta el 2025 . Suma 43 iniciativas y 15 proyectos para que la ciudad pueda ser un referente internacional de innovación, sostenibilidad y ocupación de calidad, a partir de la economía marítima y sus múltiples ramificaciones.

El plan ha comenzado a concretarse, aunque el grueso de la intervención municipal en este periodo es la renovación del Port Olímpic, que de hecho copa 40 millones de euros (anunciados reiteradamente) de los 40,5 que contempla de momento la medida global. Lo importante, no obstante, es que este esfuerzo ejerza de imán para importantes aportaciones privadas procedentes de empresas, fondos de inversión especializados y otras instituciones, o de los fondos europeos NextGenEU.

El primer teniente de Economía, Jaume Collboni, junto a la directora de Proyectos de innovación empresarial de Barcelona Activa, Anna Majó; el presidente del Port de Barcelona, Damià Calvet; el concejal de Sant Martí, David Escudé, y el experto en acción climática y cofundador de Greenpeace, Rémi Parmentier, han participado hoy viernes en la presentación pública de la hoja de ruta de lo que será una de las grandes apuestas estratégicas de la ciudad en los próximos años, como nuevo motor económico. El escenario elegido ha sido la sede de la Fundació Navegació Oceànica de Barcelona (FNOB),

Preservar el ecosistema marítimo es la consigna de fondo de este plan de acción que aborda desde el futuro de los sectores vinculados más tradicionales (logística portuaria, transporte, náutica, pesca, industria, ciencia o turismo azul), hasta los emergentes, entre los que figuran la biotecnología y la energía marítima. Todo ello encarrilado hacia la sostenibilidad y los objetivos de la Agenda 2030, destaca el documento.

4,3% del PIB

Como marco, hay que subrayar que el sector de la economía azul ocupa actualmente a 15.806 trabajadores (1,4% de la ocupación local), genera 3.826 millones de euros de facturación anual, y representa un 4,3% del PIB de la capital catalana. No obstante, Collboni está convencido de que la apuesta de "mirar hacia el Mediterráneo" en términos económicos permitirá propulsar la creación de empresas y puestos de trabajo en todos esos ámbitos: "Abriremos un mar de oportunidades sumando competitividad económica y sostenibilidad ambiental". El edil destaca que se trata de un activo de Barcelona --con 16 kilómetros de litoral-- que debe ser aprovechado como "ventaja competitiva" respecto a otras ciudades, así como para diversificar la economía de la ciudad.

Según ha enfatizado, la ambiciosa iniciativa contempla actuaciones en torno a ocho ejes pactados con 70 entidades públicas y privadas: el nuevo hub o polo de actividad en torno a la economía azul, un plan de ocupación y formación, la innovación y transferencia al respecto, el desarrollo de cada sector de esta economía vinculada al mar, ligarla con la ciudadanía, la conservación y regeneración del ecosistema marino, la promoción local a nivel internacional de dicho relato y la gestión público-privada.

Llevándolo al terreno tangible, entre los proyectos 'tractor' figuran el nuevo Port Olímpic, donde en lugar de locales de ocio nocturno habrá empresas y 'startups' del sector (se espera generar 200 empleos), así como un renovado dique de abrigo, ya en marcha y nueva actividad ciudadana. La zona suma 40.000 metros cuadrados. Pero también hay que destacar el peso del nuevo Nodo Formativo y Tecnológico de la Náutica, con 12.000 metros cuadrados en el muelle de Llevant, muy cerca del supuesto enclave del museo Hermitage (aún en discusión), que se especializará en formación superior, capacitación profesional e investigación. La apuesta local contempla impulsar también la economía azul el Port Vell y el del Fòrum.

Empleo e innovación a pie de mar

Noticias relacionadas

La hoja de ruta incluye el proyecto InnovaBlue, en torno a la innovación para sectores emergentes, en colaboración con el Port, Marina Barcelona 92 y el BCN Clúster Náutico. También un Observatorio de la Economía Azul que evaluará el impacto del sector. Y un programa de emprendimiento para acompañar a hasta 15 empresas de este sector en cada edición. Sin olvidar acciones enfocadas al sector de la pesca, el ocio y turismo sostenible y los deportes vinculados al mar

Parmentier ha explicado que la denominación 'economía azul' nació hace diez años en una reunión a la ONU y ha defendido que Barcelona tiene "la oportunidad de recoger los frutos" y anticipar las necesidades del futuro y del planeta. Entre otras, con un puerto listo para recibir antes que sus competidores los barcos barcos de futuro, propulsados por hidrógeno. Por su parte, Majó ha destacado las oportunidades de financiación "real", visto el creciente interés de los fondos de inversión en la materia. Según ha precisado, entre 2011 y 2014 solo había dos fondos que invertían en empresas de este sector, pero en seis años ya son 13.