Edición de 2021

Barcelona abre una convocatoria de 37 millones de euros en ayudas para rehabilitación de viviendas

  • Las subvenciones podrán solicitarse durante un mes y tendrán en cuenta especialmente las mejoras en eficiencia energética

Rehabilitación de un edificio en la Gran Via de Barcelona.

Rehabilitación de un edificio en la Gran Via de Barcelona. / ALBERT BERTRAN

4
Se lee en minutos
Toni Sust
Toni Sust

Periodista

ver +

Barcelona ha anunciado este miércoles una nueva convocatoria de ayudas para la rehabilitación, una política que en está edición contará con un presupuesto de 37 millones de euros, considerablemente por encima de la cantidad de 2020, cuando en el corazón de la pandemia la suma se situó en 20,5 millones. En 2019, la cifra fue de 13,7 millones. Desde 2016, el consistorio ha invertido 127 millones en la materia.

“Hace un año nos encontramos en un contexto muy complicado de emergencia sanitaria”, ha recordado Lucía Martín, concejala de Vivienda y Rehabilitación, que ha desgranado las características de la convocatoria de 2021 en un acto celebrado en el Col·legi d’Arquitectes de Catalunya (COAC), en el que también han participado el concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Eloi Badia, y la decana del colegio, Assumpció Puig. 

 111 millones de impacto

 Martín ha recordado también que las ayudas las da el Consorcio de la Vivienda, del que el ayuntamiento tiene el 40% y la Generalitat un 60%. Pese a ello, ha subrayado, el 90% del total de la inversión de este año es municipal. La inversión de 2021, de 36,97 millones, se dividirá por partidas: 21,3 millones para elementos comunes; 3,3 millones para fincas de alta complexidad; 4,6 millones para interiores de viviendas vulnerables; 2,5 millones, para la regeneración urbana del barrio de Canyelles, y 1,97 millones, para la regeneración de la zona del Besòs.

La previsión es que la convocatoria contribuya a que haya mejoras en 15.000 viviendas, el 3,5% del total de pisos que necesitan rehabilitación en Barcelona. Martín ha precisado que la UE insta a renovar un 3% cada año. Se calcula que cada euro invertido en rehabilitación tiene un retorno del sector privado de cerca de tres. Por ello se cifra en 111 millones el retorno que generarán los 37 millones de inversión, de los que también se ha acotado el volumen de empleo que pueden crear por los trabajos en los inmuebles: 56 empleos por cada millón invertido. Es decir, unos 6.200 puestos de trabajo. La convocatoria de las ayudas será oficial cuando se publique en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC), dentro de unos días. Se podrán solicitar durante un mes a partir de entonces en las oficinas de vivienda del consistorio.

Eficiencia energética

Las ayudas están planteadas para elementos comunes de edificios y para los interiores de las viviendas, y prestan una atención especial a familias en situación de vulnerabilidad. Este año, ha subrayado Martín, se tendrá especialmente en cuenta las solicitudes vinculadas con la mejora de la eficiencia energética, porque es una cuestión susceptible de optar a ayudas de los fondos Next Generation, habilitados por la Unión Europea para la recuperación económica tras el impacto causado por la pandemia.

La apuesta en clave de emergencia climática es imprescindible para poder lograr los fondos de la UE, aunque no se conocen en detalle los requisitos que se exigirán para acceder a ellos. Las ayudas del consistorio plantean arreglos que lleven a reducir el gasto energético y económico de las fincas, mediante la mejora de patologías estructurales y de la habitabilidad y salubridad. Una reducción que, según el ayuntamiento, puede ser de un 10% gracias a rehabilitaciones parciales y de hasta un 30% en las integrales.

“Podemos llegar a cubrir un 100% de la actuación”, ha recordado Martín aludiendo a los interesados con menos recursos. La concejala ha recalcado que se contemplan ayudas para familias y comunidades en situación de dificultad, con programas como el de las fincas de alta complejidad dentro del Plan de barrios.

Alternativas al turismo

 Martín ha argumentado que el plan de ayudas supone un paso en el complejo objetivo del gobierno municipal de lograr una diversificación de la economía para que la ciudad dependa menos del turismo como motor económico.

 “Cuando hablamos de cambio climático no solo hablamos de movilidad y residuos. Como tengamos nuestro domicilio será clave”, ha afirmado Eloi Badia sobre el peso de la rehabilitación. “Estamos muy lejos de tener un parque de vivienda que cumpla con los estándares. Es un parque anticuado”, ha añadido. Badia ha declarado que las ayudas también tiene muy en cuenta la salud de los inquilinos de las viviendas. “Estamos un paso por detrás de Europa”, ha dicho Puig.

La ley y el 30%

Noticias relacionadas

Interrogada por si la nueva ley estatal de vivienda eliminará el requisito en vigor en Barcelona que obliga a destinar a vivienda social el 30% de las promociones, Martín ha asegurado que esteá convencida que en el trámite de la norma quedará clarificado el respaldo a esta particularidad.

Entre los organismos que han colaborado con el Instituto Municipal de la Vivienda y la Rehabilitación figuran el Observatori Barcelona per a la Rehabilitació Arquitectònica, el Col·legi d’Arquitectes de Catalunya (COAC), el Col·legi d’Aparelladors i Arquitectes Tècnics i Enginyers d’Edificació de Barcelona, el Col·legi d’Enginyers Industrials de Catalunya y el Col·legi d’Enginyers Tècnics de Barcelona.