La resaca de la Mercè

Ayuntamiento y Generalitat cruzan reproches por los macrobotellones

Batlle acusa a los partidos independentistas de haber propiciado cierto ambiente de desobediencia durante el 'procés'

El teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle.

El teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle. / ACN

1
Se lee en minutos
Toni Sust
Toni Sust

Periodista

ver +

Si bien la relación entre los responsables de seguridad e interior del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, y la Generalitat, Joan Ignasi Elena, se antoja fluida, la de las dos administraciones no lo es tanto y este lunes ha habido reproches sobre los macrobotellones de este fin de semana. El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha recordado que fue la Guardia Urbana la que anunció qué se cerraba y qué no, al anunciar un dispositivo de seguridad que evitó los botellones.

Entre otras cosas, porque el consistorio anunció vigilancia especial para evitarlos en 13 zonas entre las que no estaba la plaza de Espanya. La alcaldesa, Ada Colau, que pidió la colaboración de los Mossos, ha instado a administraciones y partidos a colaborar. Pero el miércoles deberá afrontar un pleno extraordinario sobre los incidentes de la Mercè forzado por ERC y Junts.

Competencias

Noticias relacionadas

Batlle, de quien los posconvergentes piden la dimisión, ha declarado a este diario que la plaza de Espanya no se incluyó en la lista porque en la zona de la plaza ni había actividades de la Mercè ni había habido botellones de entidad este verano, que sí se vieron en otras partes de Barcelona. Y subraya que no es cierto que el consistorio se sacara el problema de encima: “En problemas de orden público podemos dar apoyo, pero quien tiene la fuerza para actuar es la Brimo y los ARRO".

En declaraciones a la Cadena SER, el teniente de alcalde de Seguridad ha acusado a los partidos independentistas, Junts, ERC y la CUP, de propiciar cierto ambiente de desobediencia durante el Procés.