Balance de la tercera jornada de las fiestas

Los Mossos achacan a "delincuentes oportunistas" el vandalismo y los robos en los botellones de la Mercè

  • El cuerpo controló los hechos del Bogatell con drones que portan cámaras térmicas y facilitan la investigación nocturna

  • Batlle cree que la tercera noche de macrobotellón no ha registrado “incidentes graves” y destaca que no ha habido apuñalamientos

Motos quemadas tras el botellón de la playa del Bogatell

Motos quemadas tras el botellón de la playa del Bogatell / JORDI OTIX

3
Se lee en minutos
Toni Sust
Toni Sust

Periodista

ver +

Barcelona se ha levantado este domingo después de otra noche de disturbios en el contexto de las fiestas de la Mercè en la que ha habido 30 detenciones. El conflicto se desplazó de la zona de la plaza de Espanya, blindada policialmente para que no se repitiera lo sucedido la madrugada del sábado, al litoral, en concreto al Bogatell. El director de los Mossos, Pere Ferrer, ha afirmado que las personas que durante las dos últimas noches han cometido actos de vandalismo o robos son “delincuentes oportunistas” que aprovechan la celebración de los botellones multitudinarios para actuar.

En declaraciones a RAC1 recogidas por Efe, Ferrer ha subrayado que los responsables de los hechos delictivos son “oportunistas” que constituyen una minoría de los grandes grupos que han formado los botellones y que aprovechan citas como esta u otras manifestaciones con las que no tienen relación para actuar. El responsable policial ha afirmado que una parte de los objetivos de esta noche se logró: evitar que se repitiera lo sucedido en la plaza de Espanya, y ha recalcado que el objetivo del dispositivo policial, más que detener un botellón, es evitar que se produzcan hechos delictivos.

Detenciones

Los mossos, ha contado, han trabajado durante la noche con agentes de uniforme y también de paisano, asistidos por drones que han aportado datos relevantes, asistidos por las cámaras térmicas que facilitan la investigación nocturna. Ferrer ha precisado que las 30 detenciones se han practicado cuando los presuntos delincuentes se habían apartado de la multitud o cuando han sido sorprendidos en plena comisión de actos vandálicos. Seis de los arrestados lo han sido en uno de los dos restaurantes vandalizados durante los disturbios.

El director de los Mossos ha considerado que la solución a los botellones no tiene por qué sor solo policial, un argumento similar al empleado por el teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, que ha llamado a “reflexionar” sobre el fenómeno y ha recordado que se da en muchos lugares. Batlle ha comparecido para hacer balance de la tercera noche de la Mercè y ha subrayado que el dispositivo policial estaba ayer “correctamente dimensionado” y ha dicho: “Los incidentes de la gravedad de los de la noche anterior no se han producido y diría que no se han producido incidentes de gravedad; los normales en una fiesta mayor o una verbena”.

La presencia policial

Batlle ha añadido que ha habido “algún incidente preocupante: intentos de vandalización de un par de establecimientos de restauración y de bajos comerciales en el entorno de la Vila Olímpica”. Ha celebrado que no haya habido “apuñalamientos e incidentes contra las personas”, como la noche del viernes al sábado. El concejal ha subrayado que la policía “estaba allí” aunque pareciera que no había agentes en el Bogatell. Como ejemplo, ha citado la identificación policial de personas vestidas de negro que agredían a otros asistentes al macrobotellón.

El primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, que ha visitado la zona afectada por el macrobotellón del Bogatell, ha calificado de “inadmisibles e intolerables” los actos registrados la pasada noche, si bien ha añadido que los desperfectos registrados han sido menos graves que los de 24 horas antes. Collboni ha declarado a Efe: “No nos vamos a resignar al botellón como una forma de ocio”. Y en un mensaje en Twitter ha advertido: “Tendremos tolerancia cero con los botellones y el incivismo”. El socialista ha señalado como causas de los macrobotellones que los locales de ocio nocturno sigan con las persianas bajadas –“Han estado demasiado tiempo cerrados”, ha dicho-  y que exista un “cambio de hábitos” entre los más jóvenes.

ERC y Junts piden un pleno extraordinario

Noticias relacionadas

Collboni ha pedido la unidad de todos los partidos para afrontar estas situaciones, pero el hecho es que la oposición municipal lleva ya días denunciando que el gobierno de Barcelona en Comú y el PSC se ha visto superado por la situación. Cuando Colau y Collboni argumentaron ayer que la situación excede las competencias del ayuntamiento, que era una cuestión que los Mossos debían controlar, ERC lo desmintió y replicó que la Carta Municipal faculta al consistorio para actuar.

El presidente del grupo republicano, Ernest Maragall,  ha anunciado este domingo que, junto con Junts per Catalunya, ERC propondrá la celebración de un pleno extraordinario sobre los botellones.