Relevo al frente de la institución

David Bondia será el nuevo Síndic de Greuges de Barcelona

  • El candidato tiene asegurado el apoyo de Barcelona en Comú, el PSC, ERC y Junts para ser elegido en el pleno del 29 de septiembre

  • Ciutadans, BCN pel Canvi y PP se resisten a apoyar al nuevo defensor de la ciudadanía, que podría no ser designado por unanimidad

David Bondia, nuevo Síndic de Greuges de Barcelona a partir del 29 de septiembre.

David Bondia, nuevo Síndic de Greuges de Barcelona a partir del 29 de septiembre. / Jordi Otix

2
Se lee en minutos
Toni Sust
Toni Sust

Periodista

ver +

Barcelona tendrá la semana que viene un nuevo Síndic de Greuges. Será David Bondia, y es algo que no ha estado claro hasta la noche de este lunes, cuando se desbloqueó la pieza que faltaba para un puzle que tenía que haberse completado en julio. La falta de acuerdo entre la elección de Bondia, que tenía a principios de verano el apoyo de Barcelona en Comú y ERC, y la de Ramon Nicolau, al que respaldaba el PSC y Barcelona pel Canvi, obligó a aplazar la designación hasta ahora.

La pieza clave, al final fue la de Junts, que este lunes a última hora se decantó por Bondia, con el argumento de que era el más votado. Fuentes conocedoras de la cocina de este asunto sostienen que el secretario general de Junts, Jordi Sánchez, intervino de alguna manera en favor del que será finalmente el nuevo defensor de los barceloneses, lo que pesó en la posición final de los posconvergentes. En cuanto al PSC, tanto los socialistas como los comuns habían acordado que como socios del gobierno de Ada Colau votarían al aspirante con más apoyo.

Fuentes de la cocina del proceso creen que Jordi Sánchez intercedió por Bondia ante el grupo de Junts

Junta de portavoces

La decisión se ha desbloqueado en la reunión de la junta de portavoces de este martes, en la que ha quedado claro que tanto Bcomú como el PSC, ERC y Junts votarán a Bondia. En puridad, si se mantiene la tradición, esta mayoría debería convertirse en unanimidad en la votación final, que se producirá en el pleno del próximo miércoles, 29 de septiembre. Bondia será entonces formalmente elegido como sustituto de Maria Assumpció Vilà, que ha tenido que prolongar un par de meses su mandato. Sin embargo, no está claro, a la vista de la junta de portavoces de este martes, que eso suceda, ante los recelos que su figura suscita en el PP, Barcelona pel Canvi y Ciutadans. Ninguno de los grupos ha confirmado su voto favorable, y fuentes de algunos de ellos se inclinan por ahora por votar en contra de Bondia.

Ciutadans es, según testigos de la reunión, el que más rechazo ha mostrado por la elección de Bondia, aunque es más previsible que se abstenga que un voto en contra por su parte. Si se registran abstenciones no será una novedad: la CUP se abstuvo en la reelección de Vilà. Si hay votos negativos si sería la primera vez.

Bondia es profesor de Derecho Internacional de la UB y presidente del Institut de Drets Humans de Catalunya. Optó al cargo de síndico sin éxito en 2016. El finalista, Nicolau tiene un largo recorrido como gestor de servicios sociales, en el ayuntamiento y la Generalitat, y es exconcejal del PSC en la capital catalana. A Bondia algunos grupos le reprochan vínculos independentistas. A Nicolau se le consideraba el candidato de los socialistas catalanes, lo que es lógico dada su vinculación previa.

Noticias relacionadas

Votación no vinculante

La elección de la figura del Síndic de Greuges de Barcelona se inicia con una parte no vinculante que consta de una votación popular y la defensa de un aspirante por parte de entidades. Bondia ganó en votos, 1.414 contra los 410 de Nicolau, que se impuso en adhesiones de entidades: 73 antes las 57 de Bondia.