Avance de la entrevista con EL PERIÓDICO

Colau insiste en pedir a la Generalitat que reabra el ocio nocturno antes de La Mercè

La alcaldesa recuerda el efecto llamada que se produjo en las fiestas de Sants, donde acudieron jóvenes de toda el área metropolitana

Entrevista con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau

Entrevista con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau / Ferran Nadeu (EPC)

1
Se lee en minutos
Albert Sáez
Albert Sáez

Director de EL PERIÓDICO

ver +
Noticias relacionadas

Tras otro fin de semana con la proliferación de botellones como el del viernes en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), la alcaldesa de Barcelona insiste, en una entrevista con EL PERIÓDICO, en que la Generalitat reabra el ocio nocturno antes de las fiestas de La Mercè que tendrán lugar el próximo fin de semana. "No es un problema sólo de la Merced, y lo estamos viendo en toda Cataluña y en todos los municipios están habiendo. Lo que le hemos planteado a la Generalitat es que no queremos polemizar sobre las medidas sanitarias, a diferencia de los que han hecho política con el tema sanitario y eso me parece abominable. No quiero entrar en este juego y no voy a entrar a hacer polémicas, pero sí es cierto que una vez que se ha eliminado el límite nocturno de horarios, se ha eliminado la restricción de 10 personas en los encuentros sociales y prácticamente se ha dado un mensaje de que hay más del 70 por ciento de la población vacunada y de que casi podemos hacer vida normal con mascarilla, la gente tiene ganas de salir y de recuperar la vida social" asegura Ada Colau. "Pedimos que se estudie abrir de alguna manera el ocio nocturno. Evidentemente, cumpliendo con los protocolos que sean necesarios y con las garantías sanitarias que den seguridad a todo el mundo y con lo que diga la Generalitat que es la autoridad competente en este tema. Ahora, nosotros creemos que hay que estudiar esta apertura del ocio nocturno porque es lo que permitiría descongestionar un poco toda el área metropolitana y que no haya el efecto llamada de La Mercè.

La alcaldesa considera que hay tiempo de tomar esta decisión durante la semana y que cuando acaben los actos programados y sometidos a control del aforo, el ocio nocturno sea una alternativa con garantías a las fiestas en la calle sin ningún tipo de control.