Reorganización

Laia Bonet reemplaza a Rosa Alarcón como concejala de Movilidad de Barcelona

  • Collboni anuncia que la hasta ahora responsable del área será portavoz del grupo del PSC en el ayuntamiento y nombra a Pau Solanilla comisionado de Promoción de la ciudad

  • El cambio también persigue equilibrar la relación de socios y que la teniente de alcalde Janet Sanz tenga a otra teniente de alcalde como interlocutora en la materia

Laia Bonet, nueva concejala de Movilidad de Barcelona. Así lo ha explicado Jaume Collboni. / ACN / VÍDEO: ACN / POL SOLÀ

2
Se lee en minutos
Toni Sust
Toni Sust

Periodista

ver +

El jefe de filas del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona y primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, ha anunciado este viernes una reorganización del grupo socialista que se concreta en varios cambios. El de más calado es el relevo en el área de Movilidad, que hasta ahora dirigía la concejala Rosa Alarcón. La nueva titular del área será la teniente de alcalde Laia Bonet. Un cambio de caras que se explica por varios motivos, entre ellos uno más bien soterrado: el de que en el frente de la Movilidad, clave para el gobierno actual, haya un equilibrio de rango entre Barcelona en Comú y el PSC. En adelante las personas de referencia en esta cuestión serán Bonet por los socialistas y Janet Sanz por los comuns. Teniente de alcalde frente a teniente de alcalde.

Movilidad, ha anunciado Collboni, seguirá formalmente adscrito a Ecología Urbana, pero será controlada desde la tercera tenencia, la que corresponde a Bonet, hasta ahora portavoz del grupo socialista en el consistorio. Alarcón será en adelante la portavoz de los socialistas, además de mantener su labor como concejala del distrito de Horta-Guinardó. “Hemos considerado que esto facilitaba la transformación necesaria de la movilidad”, ha afirmado Collboni sobre los cambios, que tienen una tercera pata. Pau Solanilla será el nuevo comisionado de Promoción de la ciudad.

El relevo

Bonet será en adelante responsable de Movilidad y presidenta de Transports Metropolitans de Barcelona, y adquirirá visibilidad, algo que no ha tenido fácil en esta primera mitad del mandato, en la que se ha ocupado esencialmente de la agenda 2030.

El presidente del grupo socialista ha argumentado que los cambios se hacen para “mejorar la capacidad de reacción del gobierno municipal y la ciudad”. “Quiero agradecer que Alarcón haya aceptado ser portavoz, eso nos ayudará a gobernar mejor”. También ha subrayado que los cambios han sido consensuados con la alcaldesa, Ada Colau.

Collboni ha insistido en que el relevo facilitará la actuación municipal en el futuro, en que permitirá “hacerlo mejor”, y preguntado sobre si eso suponía que algo se estaba haciendo mal, no ha dado a entender que fuera así. De entrada, el cambio supone sobre el papel cierta pérdida de peso por parte de Alarcón, que dirigía una de las áreas más sensibles del ayuntamiento, o puede leerse como un ascenso de Bonet. Ambas, junto con Solanilla, han asistido a la comparecencia de Collboni.

Noticias relacionadas

Equilibrio de fuerzas

La derivada del equilibrio entre Barcelona en Comú y el PSC es relevante. La movilidad es uno de los aspectos más sensibles en la ciudad, y especialmente en el contexto del recorte de espacio al vehículo que se ha efectuado con la aplicación del urbanismo táctico, nacido en la época de la pandemia. Los socialistas son conscientes de que en caso de pulso entre socios, resulta más equilibrado que a la teniente de alcalde Sanz se le enfrente la teniente de alcalde Bonet que una persona con rango de concejala, como Alarcón.