DESAHUCIADOS EN AGOSTO

En la calle con tres menores, uno de ellos con leucemia

  • Este lunes una familia de origen venezolano, con un adolescente en silla de ruedas pendiente de un trasplante de cadera, ha sido expulsada de la habitación que alquilaba en Badalona

  • La madre y sus tres hijos, de 6, 9 y 17 años, se han pasado ocho horas debajo de un puente con sus maletas en el barrio de La Salut después de que el dueño les echara del piso

 Alejandra y sus hijos en la calle tres tras ser expulsados del piso en el que vivían en Badalona.

 Alejandra y sus hijos en la calle tres tras ser expulsados del piso en el que vivían en Badalona. / Simone Boccaccio (EPC)

3
Se lee en minutos
Helena López
Helena López

Redactora

Especialista en movimientos sociales y vecinales

Escribe desde Barcelona

ver +

A las ocho de la mañana llegó el propietario del piso y les dijo que, como ya les había advertido, tenían que marcharse. Incluso les pagó el taxi para que no estuvieran con las maletas en la puerta. Alejandra, nerviosa, pidió al taxista que le llevará a los servicios sociales municipales a pedir ayuda, pero allí le dijeron lo que también le habían dicho cuando había acudido anteriormente a pedir ayuda: que no podían ayudarla, que no tenían nada. Y, con el cielo negro amenazando tormenta, se refugió durante horas allí delante, bajo un puente frente a la parada de metro de La Salut, en Badalona, con sus tres hijos de 6, 9 y 17 años, el mayor enfermo de leucemia y en silla de ruedas.

Alejandra es venezolana y llegó a Barcelona con su hijo mayor hace dos años para tratar su enfermedad. Estuvo dos años en un piso de acogida como solicitante de asilo y por la enfermedad de su hijo, pero cuando obtuvo la residencia tuvo que dejarlo. Buscó una habitación entonces en el barrio del Carmel, en Barcelona, donde vivía, pero lo fue imposible encontrar nada en Barcelona y finalmente logró las dos habitaciones de las que este lunes ha sido expulsada en Badalona. El problema fue que a quien le alquiló las habitaciones no era el propietario sino una inquilina que no pagaba y a la que el propietario ordenó abandonar el piso este lunes.Nosotros queremos pagar una habitación, el problema es que nadie nos alquila porque no nos alcanza para la fianza”, explicaba la mañana de este lunes Alejandra desde la calle, junto a las maletas y sus hijos pequeños revoloteando, ya muy cansados y agobiados después de tantas horas en la calle sin entender nada.

Su hijo mayor, quien obviamente sí entiende la situación, no puede hacer nada, impotente viendo a su madre sufrir, en una silla de ruedas a la espera de la prótesis total de cadera que necesita tras haberlo pasado muy mal. En septiembre va a empezar a estudiar un PFI en Barcelona al que ya está matriculado. "Nosotros no queríamos dejar Barcelona, pero vinimos a Badalona porque es el único sitio en el que encontramos habitación. El problema ahora es que en Barcelona no nos ayudan porque ahora vivimos en Badalona y en Badalona nos dicen que estamos empadronados en Barcelona", se desespera la madre.

Su marido llegó hace poco a Barcelona desde Venezuela con sus dos hijos pequeños porque llevaban dos años sin verse, con su hijo mayor muy grave, y ya no podían más. Nada más llegar, el padre empezó a trabajar, aunque de forma irregular porque a quien concedieron el asilo es a ella, no a él; por eso insisten en que podrían y quieren pagar una habitación, que solo necesitan que les abran las puertas.

Solución provisional

Noticias relacionadas

Tras mover Alejandra cielo y tierra durante las largas horas en la calle con sus tres hijos, y con la ayuda del ruido en las redes sociales hecho por la comunidad venezolana en España, el Ayuntamiento de Badalona ha ofrecido a la familia "una noche con alimentación y traslado al CUESB", alojamiento de emergencia de Barcelona (existe un convenio entre las dos ciudades dada la falta de recursos de emergencia habitacional fuera de la capital). Finalmente la mujer ha renunciado a la 'solución' propuesta por el consistorio dada su extrema temporalidad, una sola noche, y finalmente ha cogido las tres noches de hotel que le ha ofrecido una mujer que ha conocido su historia por las redes sociales. "Mi hijo este martes tiene que ir al hospital a hacerse una prueba importante y no me quiero encontrar mañana en la misma situación que hoy, además con la lluvia que cae y que se prevé siga cayendo", concluye la mujer.

Fuentes del Ayuntamiento de Badalona subrayan que su caso "lo llevan los servicios sociales de Barcelona" y añaden que desde servicios sociales de Badalona "se sigue en permanente contacto con servicios sociales de Barcelona y con la Generalitat, quien tiene competencias en materia de emergencia habitacional".