Celebración y covid

Las fiestas de Gràcia 2021, con aforo limitado y reserva de plaza

  • Habrá que reservar sitio para acceder a actuaciones y el pregón de Jordi Cuixart estará restringido a vecinos y grupos municipales

  • 21 calles del distrito tendrán decoración aérea en esta convocatoria, en la que no habrá concurso ni premio a la vía mejor adornada

El concejal de Gràcia, Eloi Badia, y la presidenta de la Fundació Festa Major de Gràcia, Carla Carbonell, muestran el cartel de este año.

El concejal de Gràcia, Eloi Badia, y la presidenta de la Fundació Festa Major de Gràcia, Carla Carbonell, muestran el cartel de este año. / RICARD CUGAT (EPC)

3
Se lee en minutos
Toni Sust
Toni Sust

Periodista

ver +

La verdad es que mucha gente, si no la mayoría, pensaba que la pandemia ya sería un recuerdo en las fiestas de Gràcia de 2021. Incluso alguien podría haberlas concebido como una celebración del regreso paulatino a una normalidad a la que en estos momentos se antoja complicado ponerle una fecha de retorno. La fiesta mayor empezará el 15 de agosto y concluirá el 21. Y como tantas cosas en nuestras vidas en los últimos tiempos, será con aforo limitado y reserva de plaza. Por lo menos, no será enteramente virtual, como el año pasado.

En 2020, Gràcia no tuvo fiesta mayor presencial. El rebrote del covid, que en junio había escondido algo sus garras, obligó a una celebración virtual, sin actos presenciales. Entonces se decoraron unos metros cuadrados de calle como símbolo de la fiesta perdida y de la voluntad de recuperarla. Un año después, no se retoma el formato histórico plenamente, pero sí habrá actos presenciales, aunque de forma controlada, con una asistencia limitada, como han explicado este lunes el concejal de Gràcia, Eloi Badia, y la presidenta de la Fundació Festa Major de Gràcia, Carla Carbonell.

Reservas, a partir del 9 de agosto

Todo aquel que quiera acceder a un acto de las fiestas deberá reservar previamente su plaza. Escaparán a la norma algunas actuaciones de formato reducido, en las que la reserva no será necesaria pero sí habrá control de aforo para impedir aglomeraciones que puedan favorecer los contagios.

Cartel de la fiesta mayor de Gràcia este año, obra de Xavier Malet.

/ El Periódico

La programación estará disponible en la web del Ayuntamiento de Barcelona a partir del 6 de agosto, y las reservas pueden hacerse a partir del 9. Se mantendrán emisiones por internet de las celebraciones, que en algunos casos serán la única forma de presenciarlos.

Así, en principio no será posible asistir en persona al pregón que pronunciará Jordi Cuixart, vecino de Gràcia, el 14 de agosto desde el balcón de la sede del distrito. La previsión es que solo puedan estar físicamente en la plaza de la Vila representantes de los colectivos de vecinos que preparan las fiestas y representantes de los grupos municipales. Preguntado por la elección de Cuixart, Badia ha asegurado que es "una persona que ha estado luchando por las libertades" y que por lo tanto es una persona "muy apropiada" para el pregón.

21 calles de Gràcia se decorarán para la fiesta mayor. Lo harán de forma aérea, para que no haya obstáculos en la vía que propicie aglomeraciones. También con ese propósito, se definirán sentidos únicos para las calles. Un centenar de informadores se encargarán de regular el acceso de la gente durante las fiestas. Este año no habrá concurso ni, por lo tanto, premios a las calles mejor decoradas. Atendiendo a las recomendaciones sanitarias, en cada espacio se podrá hacer un máximo de tres actividades al día y la hora de clausura de las celebraciones será las 00.30, media hora antes del toque de queda.

Durante las fiestas, habrá tres espacios que acogerán las actuaciones garantizando las distancias recomendadas por las precauciones sanitrarias: la plaza de Joanic, la calle de Pi i Margall entre Sant Lluís y Joaquim Ruyra y la de Bailén entre Claret e Indústria.

El cierre, a las 00.30

Noticias relacionadas

"Seguiremos la normativa del Procicat, que dice que toda actividad cultural debe acabar a las 00.30", ha afirmado Carbonell, que ha recordado que la intención inicial era que las fiestas concluyeran cada día a la una de la madrugada. Como el toque de queda es a esa hora, toca adelantar la clausura. La presidenta de la fundación ha relatado que este ha sido un año complicado para las entidades que preparan las fiestas de Gràcia: "Esperamos recuperar fuerzas y celebrar la fiesta de 2022 con todas sus actividades". En la última fiesta mayor antes de la pandemia, en 2019, hubo un millar de actividades.

En los 21 espacios decorados, ha explicado Carbonell, habrá un máximo de tres actuaciones al día, y solo una de las tres podrá ser un concierto. La presidenta de la fundación ha recalcado que los últimos tiempos han sido duro para las comisiones que decoran las calles, que no han podido celebrar actividades, como los almuerzos en las calles, mediante las que suelen financiar su labor. Las fiestas constarán de un homenaje a Jordi Fàbregas, fundador del Centre Artesà Tradicionàrius y activista cultural, fallecido en enero.