Con una gran sangre fría

Vídeo | Así, con un serrucho, atracaba bancos un ladrón en Barcelona

El detenido, sin antecedentes policiales, fue sorprendido tras intentar cometer un nuevo asalto

Detenido un ladrón que atracaba bancos en Barcelona usando un serrucho. / VIDEO: MOSSOS

2
Se lee en minutos

Los Mossos detuvieron el pasado 22 de julio a un hombre de 39 años y nacionalidad española como presunto autor de cinco robos en cinco entidades bancarias. Actuó en Barcelona, Sant Boi de Llobregat y El Prat de Llobregat.

El atracador actuaba a primera hora o al mediodía cuando había pocos clientes en los bancos y amenazaba a los trabajadores con un serrucho. Siempre vestía más o menos igual, con gafas de sol, gorra y una mochila marrón muy característica. Además, siempre atracaba el mismo banco, pero en diferentes oficinas. Demostraba una gran sangre fría que le permitía actuar de una manera muy discreta, así como metodología, ya que se cambiaba de ropa saliendo de la entidad para evitar ser detectado con la misma descripción.

Dispositivo para detenerle

El primer atraco fue el distrito de Sant Martí de Barcelona y se llevó 1.800 euros. El segundo hecho fue en Sant Boi de Llobregat y consiguió 2.100. En el tercero, el Prat de Llobregat sustrajo 1.800 euros y en este caso ningún otro trabajador del banco se dio cuenta del atraco.

El cuarto hecho volvió a ser el mismo distrito de Barcelona, pero fue a una sucursal destinada a empresas en las que no tienen dinero en efectivo y no se pudo llevar nada. Con toda esta información y la descripción de las víctimas se preparó un dispositivo para detenerlo.

Durante el operativo que se preparó el 22 de julio volvió a intentar atracar un banco en el distrito de Sants-Montjuïc de Barcelona, pero no se llevó nada. En cambio, los mossos sí lo pudieron localizar gracias al rápido dispositivo iniciado por efectivos de la comisaría del Eixample al que se sumaron efectivos de la comisaría de Sant Martí y el Área de Seguridad del Transporte Metropolitano.

Con su hija a la playa

Noticias relacionadas

El hombre fue seguido en su trayecto por el metro hasta que agentes de la comisaría de Sant Martín lo detuvieron. Durante el registro le encontraron la ropa utilizada en los hechos y también el serrucho que él mismo confesó que había utilizado para robar en los bancos. En ese momento se dirigía tranquilamente hacia la playa con una hija menor de edad, por lo que nadie podía pensar que era una persona que minutos antes estaba intentando cometer un atraco a banco.

El detenido pasó a disposición judicial y el juez de instrucción 32 de Barcelona decretó su ingreso en prisión.