Formato innovador

Barcelona activa el proyecto Alimenta para formar en la alimentación sostenible

  • Cuatro espacios de entidades sociales que ya aportaban comida enseñarán a optimizar la administración doméstica culinaria

Primer día de los cursos del proyecto Alimenta en la Fundació Jovent.

Primer día de los cursos del proyecto Alimenta en la Fundació Jovent. / El Periódico

1
Se lee en minutos
El Periódico

En cumplimiento de la medida de gobierno que aprobó en febrero pasado y en el contexto de su designación como capital mundial de la alimentación sostenible durante 2021, Barcelona ha activado este mes de julio el proyecto Alimenta, por el cual, y de la mano de entidades sociales, habilitará cuatro espacios que atenderán a 100 usuarios y que incorporarán una novedad.

El proyecto consta de cocinas comunitarias y talleres formativos sobre el derecho a la alimentación. Y esa es la novedad del planteamiento. No se trata solo de entregar alimentos, algo que se seguirá haciendo. Se trata de formar a los usuarios para que optimicen los recursos de los que disponen y para que accedan a una alimentación saludable.

Dos de los recursos están activos desde este martes y otros dos lo estarán a partir de octubre


Se trata de un campo en el que las entidades sociales trabajan con intensidad tradicionalmente, a la vista de que una de las consecuencias más preocupantes de la falta de recursos económicos en un hogar es una alimentación insuficiente o inadecuada, que afecta de de manera especialmente inquietante a los menores: el perfil del niño que acaba merendando por sistema bolsas de patatas. Lo habitual es que los usuarios de las entidades reciban alimentos directamente o tarjetas con las que pueden adquirirlos.

Primeros cursos

Noticias relacionadas

El Ayuntamiento de Barcelona ha abierto este mes de julio dos de los cuatro espacios Alimenta, dos cocinas comunitarias. Una es el Espacio Alimenta Jovent, que será gestionado por la Fundació Privada Jovent y dará servicio en los barrios del Carmel, la Teixonera y la Vall d’Hebron. El otro es el Espai Alimenta Gregal, gestionado por el Menjador Solidari Gregal, que atenderá a vecinos del barrio del Besòs i el Maresme y que funciona en un espacio alternativo mientras se remodela el que ocupa habitualmente.

En esos dos espacios, este martes se han iniciado ya los cursos que se ofrecerán a cerca de 25 usuarios por ámbito. En principio, recibirán formación un día por semana. En octubre se abrirán el Espai Alimenta Norai, para vecinos del Raval, y el Espai Alimenta Roure, gestionado por la Fundació Roure, con usuarios del Gòtic. El ayuntamiento ha invertido de entrada 275.000 euros en el proyecto.