Acuerdo entre el ayuntamiento y el promotor

La Maquinista tendrá menos espacio comercial y más pisos

  • La nueva propuesta reformula un proyecto anterior que se paralizó con la llegada de Barcelona en Comú al gobierno municipal y pone fin al proceso judicial abierto por los promotores

  • De los 42.000 metros cuadrados para comercio se pasará a la mitad y el resto se destinará a vivienda, servicios, equipamientos y establecimientos de proximidad

Compradores en el centro comercial La Maquinista.

Compradores en el centro comercial La Maquinista. / Ricard Cugat

3
Se lee en minutos
Efe

El Ayuntamiento de Barcelona y los promotores del centro comercial La Maquinista han alcanzado un acuerdo para la transformación del entorno, que supone una reducción de la superficie de ampliación comercial y un incremento del espacio destinado a la construcción de viviendas. En una rueda de prensa, la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad de Barcelona, Janet Sanz, y la directora general de Unibail-Rodamco-Westfield (URW) España, Marilyne Mesiano, han celebrado este "pacto histórico" que reformula un proyecto anterior que se paralizó con la llegada de Barcelona en Comú al gobierno municipal y pone fin al proceso judicial abierto por los promotores.

La nueva propuesta limita el crecimiento comercial de La Maquinista a la mitad, pasando de los 42.000 metros cuadrados previstos en el proyecto elaborado durante el mandato de Xavier Trias a 21.000, y destina la otra mitad a vivienda, servicios, equipamientos y establecimientos de proximidad. Además de la ampliación comercial, en el proyecto inicial se contemplaban 50.000 metros cuadrados más para construir viviendas -32.500 n régimen libre y 17.500 en régimen protegido- en edificios de hasta 25 plantas, una altura máxima que ahora se acota hasta 17.

Así, el nuevo proyecto mantiene los 92.000 metros cuadrados de techo total del plan anterior, pero amplía el espacio para viviendas, pasando de 50.000 a 65.000 y contempla 5.000 metros cuadrados para otros usos y 1.000 para comercio de planta baja. En el caso de la vivienda, en total habrá 812 pisos nuevos, 518 en régimen libre y 294 de protegidos. El convenio también prevé la opción de que en un futuro se pueda reducir aún más la edificabilidad comercial en La Maquinista a cambio de usar 10.000 metros cuadrados para oficinas en el Centro Comercial Glòries, también propiedad de URW.

Promoción de transporte sostenible

Para reducir las alturas de los edificios previstas en el primer proyecto, el consistorio ha incorporado un solar público de la calle de Potosí, adyacente al centro comercial, donde se levantarán 218 de las 294 viviendas protegidas, y en el que los promotores aportarán 800.000 euros para su urbanización.

En el ámbito de la movilidad, el convenio estipula que URW invertirá dos millones en la promoción de los modos de transporte sostenible del entorno y se hará cargo de las obras de urbanización, que se concretarán más adelante. Asimismo, el aparcamiento con 2.100 plazas de coche que se incluía en el proyecto inicial también se ha reducido hasta las 860.

La reducción de la superficie de ampliación de La Maquinista también supondrá que la escuela que se está levantando en este entorno, y que provocó un conflicto con URW por la ocupación directa que hizo el consistorio, disponga de una parcela de equipamiento público de 2.466 metros para una posible ampliación del centro educativo.

"Es un acuerdo bueno para la ciudad, supone un cambio sustancial en el modelo, se ajusta más a todas las transformaciones de regeneración que estamos haciendo en Barcelona desde hace seis años", ha destacado Sanz, que ha señalado que el anterior proyecto de ampliación era "desproporcionado".

Noticias relacionadas

A pesar de la reducción de la ampliación del espacio comercial, Mesiano ha asegurado que el proyecto sigue siendo rentable para URW porque se ha mantenido toda la edificabilidad total: "El modelo es viable, si no, no estaríamos firmando el convenio", ha dicho.

La directora general de URW España ha calculado que la ampliación del centro comercial permitirá crear 1.000 puestos de trabajo y ha reiterado que la multinacional es y seguirá siendo "un socio de largo recorrido" de Barcelona y Catalunya, donde desde 2008 ha invertido casi 1.000 millones de euros.