Comision de Presidencia

Barcelona pide a la Generalitat un toque de queda de 1.00 a 6.00

Batlle da por hecho que el Gobierno catalán dictará esa restricción para los próximos 15 días como mínimo: “Nos veremos obligados al cierre nocturno"

Albert Batlle confirma que Barcelona decretará un nuevo toque de queda nocturno. En la foto, jóvenes de botellón en la Barceloneta, a principios de julio. / JORDI OTIX / VÍDEO: AJUNTAMENT DE BARCELONA

2
Se lee en minutos
Toni Sust
Toni Sust

Periodista

ver +

El Ayuntamiento de Barcelona solicitó este lunes a la Generalitat que dicte un toque de queda entre la una y las seis de la madrugada. Así lo ha revelado este miércoles el teniente de alcalde de Seguridad del consistorio, Albert Batlle, que ha subrayado que en el encuentro telemático, en el que participaron los ‘consellers’ de Interior, Joan Ignasi Elena; Presidència, Laura Vilagrà, y Salut, Josep Maria Argimon, él les advirtió de que Barcelona “no tiene instrumentos para evitar concentraciones en el espacio público”. Batlle ha dado por hecho que el Govern de Pere Aragonès dictará un toque de queda para los próximos 15 días, como mínimo. "Nos veremos obligados al cierre nocturno".

El teniente de alcalde ha subrayado que no es solo una cuestión de efectivos de la Guardia Urbana y los Mossos: “Ni que tuviéramos el doble o el triple sería posible”, ha dicho en la comisión municipal de Presidencia. Batlle ha abordado las restricciones que el Gobierno catalán dictará en breve ante el repunte de contagios de covid y para evitar aglomeraciones que lo estimulen.

Sobre cómo evitar esas aglomeraciones, Batlle ha afirmado: “Hay una medida clarísima que es cuestión de horas, ni de días. Estamos a las puertas de que se decrete un nuevo toque de queda, supongo que afectará a los próximos 15 días y veremos cómo evoluciona”. El concejal ha recalcado la limitación horaria que el consistorio considera necesaria: “Es clave que en Barcelona la actividad acabe entre la una y las seis de la madrugada, que es lo que hemos pedido”. “Lamentablemente, nos veremos obligados a este cierre nocturno que está a punto de producirse”, ha agregado después, refiriéndose de nuevo a la decisión que la Generalitat tomará.

El debate

Noticias relacionadas

Los grupos de la oposición han mostrado su preocupación por los actos de incivismo que se están dando por la noche en determinados puntos de Barcelona, como la Barceloneta y plazas de Gràcia, tienen dos efectos indeseables: las molestias causadas a los vecinos y las aglomeraciones, que resultan escasamente recomendables en tiempos de pandemia y de repunte de los contagios. Es un fenómeno que se da en otros veranos, con la particularidad de que ahora se suma a los problemas conocidos la derivada de la crisis sanitaria.

El de la capital catalana, como otros ayuntamientos, pide a la Generalitat una doctrina clara sobre cómo responder a esa situación. Rechazan que la Administración catalana formule recomendaciones, y no ven viable cerrar playas y plazas en algunas franjas del día, como recomendó el Govern.