Cita ciudadana

Barcelona sitúa a la ciencia como un eje estratégico

  • La segunda edición de la Biennal Ciutat i Ciència cuenta con un presupuesto de 660.000 euros y un amplísimo programa de actividades hasta el domingo

  • "Es un tema en el que la ciudad ha de ser referente, que conecta con la idea de Smart City y acompaña a congresos como el Mobile", subraya el teniente de alcalde Joan Subirats

Una imagen promocional del acto ’La ciència i la vida (converses i la gent)’, que se celebra este martes en el patio de la escuela Ramon Berenguer III.

Una imagen promocional del acto ’La ciència i la vida (converses i la gent)’, que se celebra este martes en el patio de la escuela Ramon Berenguer III. / El Periódico

3
Se lee en minutos
José Carlos Sorribes
José Carlos Sorribes

Periodista

ver +

Paella, Gaudí y playa. La santísima trinidad que hizo en su día de Barcelona un imán turístico planetario, como ha recordado este lunes Joan Subirats, teniente de alcalde de Cultura, Educación, Ciencia y Comunidad. Pero otra, radicalmente distinta y bastante menos pública, puja por poner a la capital catalana en el mapa continental: ciencia, investigación y universidades. “Ahí estamos por encima de Madrid, según la lista de 'Nature', y solo por detrás de París, Berlín y Múnich”, ha sentenciado el concejal. Esa clasificación de la prestigiosa revista le permitía a Subirats apuntalar, el día antes de que se inicie su segunda edición, la apuesta de la Biennal Ciutat i Ciència.

Si la clasificación se midiera por los actos programados desde el martes hasta el domingo, a buen seguro que Barcelona está en camino de subirse al podio: más de 250 actividades, con 300 ponentes, en 40 espacios de la ciudad entre el programa propio y el de la +Biennal, a cargo de otras entidades y equipamientos de la ciudad. Y con la idea, no solo por los límites que marca la pandemia, de abrir la ciencia a la gente con la celebración al aire libre de esa casi inacabable lista de actividades. Vamos, como en las ágoras de las ciudades de la antigua Grecia. “Tenemos la voluntad de democratizar la ciencia, de fomentar una ciencia ciudadana. No hay que cruzar ninguna puerta para encontrarse con el conocimiento”, subraya Subirats. Esa libertad se gana, eso sí, con una inscripción previa, ya que los aforos van de las 70 plazas del patio del Parque de Investigación Biomédica a las 200 de la plaza de Joan Coromines o de los jardines de la Casa de la Misericordia.

Hasta una obra de teatro

Detallar la lista de ponentes sería farragoso, pero que quede escrito que va de un premio Nobel de la Paz (Ernest Kahan) a una astronauta (Ellen S. Baker) pasando por una astrobióloga (Sara Walker), un bioinformático (Michael Levin) o un filósofo (Julian Savulescu). No faltará tampoco una obra de teatro de Àlex Rigola en el Goya, 'Aquest país no descobert que no deixa tornar de les seves fronteres cap dels seus viatgers', y su debate en torno a la muerte.

Noticias relacionadas

Barcelona apuesta por la ciencia y el pensamiento. La sentencia, no literal, es de Subirats, recordando que en octubre también se celebró la segunda edición de la Biennal de Pensament. La apuesta se concreta con 660.000 euros de presupuesto para esta edición de la Biennal Ciutat i Ciència, cuando en 2019 fueron 400.000. Tan decidida es la intención que, considera el edil, va más allá de quién esté al frente del gobierno municipal. La Biennal llegó para quedarse. “Es un tema en el que está ciudad ha de ser referente, y que conecta con la Smart City y acompaña a congresos como el Mobile”, apunta. “Barcelona ha de tener una política de ciencia, no tenemos la competencia, pero sí la incumbencia”.

Que la voluntad es la transversalidad y la ciencia ciudadana lo demuestra que se abrirá el programa con un encuentro con escuelas sobre tecnologías de la información y de la comunicación y biomedicina en interior de isla de Agustí Centelles (Dreta de l’Eixample). “No habrá acto de inauguración ni de clausura”, aclara Subirats. La Nit de la Ciència, el sábado en el Born, y la Festa de la Ciència, que llegará a su 14ª edición el domingo en la Barceloneta, pondrán el ‘the end’ de la Biennal muy cerca de la playa.