Luz en la calles

Barcelona invertirá siete millones en 80 actuaciones para mejorar el alumbrado en puntos oscuros

  • Se destinará una partida de 1,9 millones a renovación de la red, 2 a mantenimiento y 3,2 a nuevas urbanizaciones

 Obras por nueva iluminación en la plaza del Poble Romaní

 Obras por nueva iluminación en la plaza del Poble Romaní / JORDI COTRINA

Se lee en minutos

El Periódico

El gobierno de Ada Colau emprenderá 80 actuaciones durante este año con el fin de renovar el alumbrado y “mejorar la sensación lumínica” en los puntos más oscuros de la vía pública. Las actuaciones supondrán una inversión total de siete millones de euros y forman parte del acuerdo de presupuestos de los socios del gobierno, Barcelona en Comú y el PSC, con ERC, su socio principal este mandato.

El plan tiene tres patas. Uno es el plan de renovación del alumbrado, con una inversión prevista de 1,9 millones de euros, que incluye 24 actuaciones (en calles de todos los distritos menos el Eixample); otro es el mantenimiento, con dos millones de presupuesto y 37 actuaciones (en calles de todos los distritos menos Les Corts y Horta-Guinardó), y el tercero es el apartado de nuevas urbanizaciones que implican renovación lumínica, con 3,2 millones de presupuesto y 19 actuaciones (en calles de todos los distrito salvo Sarrià-Sant Gervasi y Sants-Montjuïc), según un comunicado del consistorio.

Plan director de iluminación

El plan persigue dos grandes objetivos: la mejora de la sensación lumínica y la corrección de puntos oscuros y la introducción de tecnologías eficientes para mejorar la gestión. Barcelona suma 151.000 puntos de luz públicos que ocasionan el 20% del gasto municipal en consumo de energía.

El ayuntamiento subraya que una de las líneas de trabajo previo para acometer el plan es el de identificar los puntos oscuros que hay en la ciudad, de los que en los últimos años se han detectado 136 en distintos lugares de la ciudad. En el 71% de esos casos se ha incorporado puntos de luz a la zona, en el 29% se reorientaron los que ya existían.

Repartir la luz

Según el gobierno municipal, los puntos oscuros no requieren necesariamente más luz. Lo necesario para mejorar la sensación lumínica es la luz mejor repartida, algo que facilita la tecnología LED. En cuanto a las distintas zonas, las actuaciones anunciadas aumentar la iluminación de las aceras, con prioridad para las zonas de peatones; reducir la altura del punto de luz por debajo de los cinco metros: aumentar la telegestión para lograr más eficiencia energética y una mayor optimización de las operaciones con sistemas de control y regulación.

Las calles elegidas lo han sido por albergar instalaciones antiguas, especialmente las que son previas a 1976; por ser vías en las que la averías se repiten a menudo; por registrar problemas de luminosidad por interferencia de los árboles, y porque ha habido peticiones concretas por parte de los distritos.

Noticias relacionadas

Del 26% al 35% de LED

El ayuntamiento cifra en un 26% el porcentaje de alumbrado con tecnología LED que hay en Barcelona. La previsión es que una vez se completen las actuaciones la cifra subirá a un 35%. El mantenimiento también resulta clave, porque propicia la implantación de sistemas inteligentes, permite regular encendido y apagado por zonas y franjas horarias. Cada año, el ayuntamiento repara unas 19.000 averías y acomete 35.000 actuaciones de mantenimiento preventivo. En cuanto a la verificación de instalaciones, se hacen 550 inspecciones al año.