Cae en L'Hospitalet una trama que recibía objetos robados y los enviaba al extranjero

  • Los 8 detenidos, vecinos del municipio, almacenaban el material en dos pisos

  • Los Mossos han recuperado más de 300 aparatos electrónicos

Detenidas ocho personas de un grupo criminal que recibía objetos robados y los mandaba al extranjero. / VÍDEO: MOSSOS D'ESQUADRA

2
Se lee en minutos
El Periódico

Los Mossos d'Esquadra han detenido en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) a 8 hombres de una banda criminal que se dedicaba a recibir objetos robados con el objetivo de enviarlos al extanjero. Los arrestados son vecinos del municipio, tienen entre 18 y 45 años y son de nacionalidad marroquí. La operación ha permitido a la policía recuperar 300 aparatos electrónicos sustraidos en robos perpetrados por toda Catalunya y que los delincuentes almacenaban en dos pisos de L'Hospitalet.

La investigación es inició el pasado febrero cuando los Mossos localizaron y pararon en Abrera un camión que transportaba 400 teléfonos móviles y algunos ordenadores perfectamente empaquetados en el interior de bolsas de supermercado. La policía vio que muchos de esos móviles figuraban como robados. La mayoría provenía de hurtos, pero también había material procedente de robos violentos y de robos en domicilios. El conductor del camión quedó detenido.

La policía continuó las investigaciones para averiguar cuál era el punto de captación del que procedían todos los objetos robados y así localizar a los responsables. Consiguieron acreditar que estaban delante de una red organizada que se dedicaba a recibir objetos robados de toda Catalunya para luego enviarlos al extranjero. Los dos puntos de recepción inicial del material robado estaban en dos pisos de L'Hospitalet. Desde estos pisos, varias personas se encargaban de almacenar los objetos hasta disponer de un vehículo que los pudiera transportar a un país del norte de África.

Noticias relacionadas

Durante la investigación, el 23 de abril, se cometió un robo con violencia en un comercio de telefonía de Sant Andreu de la Barca en el que los atracadores, que huyeron en moto, se llevaron más de 60 teléfonos móviles. Inmediatamente, los agentes se dirigieron a los pisos de recepción de la trama en L'Hospitalet y allí localizaron la motocicleta usada en el robo de Sant Andreu. Minutos más tarde, detuvieron a tres hombres que salían de un de los pisos llevando en bolsas los terminales robados.

Finalmente, el pasado 13 de mayo, y bajo tutela judicial, los Mossos realizaron tres entradas y registros en varios domicilios de l'Hospitalet, en los que recuperaron 330 aparatos electrónicos, entre tabletas, móviles de alta gama y ordenadores. Y se detuvo a 8 hombres. Tres de ellos quedaron en libertad tras declarar en comisaría y están a la espera de declarar ante el juez. El resto pasó a disposición judicial y el magistrado decretó libertad con cargos.