La noche del viernes

Nueva noche de botellón en Barcelona: la Guàrdia Urbana desaloja a más de 7.000 personas

  • El frente marítimo es donde se ha concentrado más gente, así como en el Born

  • Algunas personas desobedecen la obligación de llevar mascarilla

MANU MITRU

Se lee en minutos
El Periódico

Casi una semana después del fin del estado de alarma, la Guàrdia Urbana de Barcelona ha desalojado durante la noche del viernes a un total de 7.180 personas que hacían botellones en Barcelona, han explicado a la ACN fuentes municipales.

La zona de playas, sobre todo en la Barceloneta, pero también en el Passeig del Born, ha sido la que ha concentrado más gente, pero ha sido desalojada sin incidentes, y sin multas, a pesar de que muchas personas ni respetaban la obligación de llevar mascarilla ni de respetar la distancia social.

La fiestas tras el fin del estado de alarma

Hace una semana, la capital catalana se llenó de fiestas para celebrar el fin del estado de alarma. Entonces, cuando dieron las 12 de la noche del 9 de mayo, los botellones inundaron plazas, avenidas y playas durante la primera noche sin toque de queda. La práctica mayoría de los congregados ni llevaba mascarilla ni respetaba las distancias de seguridad, y entre los asistentes se contaban turistas europeos venidos para la ocasión.

Noticias relacionadas

Después de lo ocurrido, y para evitar estas concentraciones masivas, la Guàrdia Urbana anunció que instalaría dispositivos fijos en aquellos espacios de la ciudad donde habitualmente haya más concurrencia de gente.

Así, a partir de las 20.00 horas habrá patrullas en aquellos lugares en los que puede haber más aglomeración de personas. Es el caso de las plazas de Ciutat Vella, del Born, de Sants-Montjuïc o de las zonas de las playas.