Balance

La cifra de mujeres sintecho se reduce un 35% en un año en Barcelona

  • De las 134 que pernoctaban en la calle en enero de 2020 se pasó a 87 en un recuento de marzo pasado

  • El gobierno de Colau atribuye la mejora a la medida del consistorio para combatir el sinhogarismo femenino

Una sintecho duerme en la Barcelona en 2019,

Una sintecho duerme en la Barcelona en 2019, / ALBERT BERTRAN

Se lee en minutos
El Periódico

En Barcelona, en marzo pasado, 87 mujeres dormían en la calle. Un año largo antes, en enero de 2020, cuando faltaban dos meses para que se iniciara el confinamiento a causa de la pandemia de coronavirus, eran 134 las que pernoctaban en la vía pública. La mejora en la estadística se debe a un par de razones, según han explicado este martes en una comparecencia la teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laura Pérez, y la comisionada de Acción Social, Sonia Fuertes. 

Pérez ha atribuido el descenso a la medida para la prevención del sinhogarismo femenino y la introducción de la perspectiva de género en la atención a las personas sinhogar, de la que ha hecho balance, aunque también ha señalado como otro motivo de que haya menos mujeres sintecho al hecho de que se ha reducido el número de personas que han llegado a Barcelona a causa de la pandemia, informa Efe.

Más recursos

El porcentaje de mujeres dentro del colectivo de personas que pernoctan en la calle en la capital catalana ha oscilado entre un 11% y un 15% en la última década y por primera vez desde que hay un recuento sistematizado, en 2008, bajó del 10% en febrero y marzo. Según la teniente de alcalde, la apuesta del gobierno municipal por una atención diferenciada y la puesta en funcionamiento de más funcionamiento han sido clave. Hay tres centros solo para mujeres sinhogar en Barcelona: el Centre de Primera Acollida (CPA) de Sarrià, que tiene 54 plazas, el Centro Residencial de Inclusión La Llavor, abierto en octubre, con 40 plazas, y el centro La Violeta, abierto en abril, con 26 plazas.

Noticias relacionadas

Según datos del consistorio, si en enero de 2020 había 134 mujeres sintecho en la ciudad, un mes más tarde la cifra creció a 147, y bajó a 142 en marzo, el mes en el que se inició el confinamiento. En abril eran 123 y en mayo, 118. La cifra volvió a ascender en junio, con la desescalada, hasta 133 sintecho, para iniciar luego un descenso sostenido mes a mes: 126 en julio, 123 en agosto, 117 en septiembre, 110 en octubre, 108 en noviembre y 98 al cerrarse el 2020. En enero bajó a 96 y en febrero llegó al mínimo de la serie, con 84 mujeres durmiendo en la calle, hasta llegar a las 87 de marzo, último dato disponible.

Barcelona habilitó hasta 700 plazas para personas sinhogar para que pudieran confinarse, y, dentro de la medida de gobierno destinada al colectivo femenino, se abrió un dispositivo específico para mujeres en el Centre d’Urgències i Emergències Socials de Barcelona (CUESB) por el que pasaron 192 mujeres.