La movilidad en la capital catalana

El entorno de más de 150 colegios de Barcelona estará pacificado en 2022

El ayuntamiento acelera las actuaciones dentro del programa 'Protegemos las Escuelas'

Pacificación del entorno de la Escola Pia Balmes.

Pacificación del entorno de la Escola Pia Balmes. / Manu Mitru

2
Se lee en minutos
El Periódico

El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado este sábado que un total de 155 escuelas de la ciudad tendrán su entorno pacificado a finales de 2022. Según ha destacado, el programa 'Protegemos las Escuelas' sigue avanzando a lo largo y ancho de la ciudad. El gobierno municipal ha concretado que el listado de escuelas previstas para el año próximo suma 54, que se añaden al centenar de centros educativos donde ya se ha actuado o se hará a lo largo de este año. Los equipamientos dispondrán de un espacio urbano pacificado al que se atribuye un aire de más calidad, más espacios de encuentro ciudadano, menos accidentalidad y ruidos.

El gobierno de Ada Colau pretende proteger prioritariamente a los niños y niñas de la capital catalana y hacer de las escuelas y sus alrededores un lugar seguro, donde los centros educativos sean puntos neurálgicos y de especial atención en el espacio público, según ha destacado en un comunicado.

La pacificación de entornos escolares suma meses de intervenciones. La primera fue el enero de 2020, en la Escola Acebo, en Sant Martí, que marcó el pistoletazo de salida para otras 25. La medida permite organizar mejor las entradas y salidas de los alumnos, así como mantener su distancia de seguridad en la actual situación de pandemia, ha destacado el ayuntamiento. Además, los vecinos pueden hacer uso de las zonas incorporadas.

Planificación creciente

Para 2021 el consistorio tiene a punto un paquete de actuaciones en el entorno de 75 centros escolares. Son más del doble de la treintena de escuelas por año que preveía inicialmente el programa municipal, enfatizan. La comisión de gobierno municipal ya ha aprobado los proyectos ejecutivos. Las obras se llevarán a cabo entre julio y agosto, aprovechando las vacaciones escolares.

Noticias relacionadas

Los 101 centros en los que se habrá intervenido entre 2020 y 2021 suponen una mejora "importante del espacio que utilizan la comunidad educativa y el propio vecindario", insisten fuentes municipales. Se traduce en intervenciones para eliminar 14 carriles de circulación y potenciar 17 calles con prioridad para el peatón. Además, permitirán ganar 14.150 metros cuadrados de asfalto que pasarán a ser espacios de disfrute con bancos y elementos de juego, que equivalen a más de una manzana del Eixample.

Para 2022, el equipo de gobierno municipal ya ha comunicado a las comunidades educativas las 54 escuelas donde se actuará, que repercutirán en 22.460 alumnos. El ayuntamiento trabaja con los centros para iniciar los procesos participativos y definir los proyectos ejecutivos de cara a tenerlos listos a finales de este año y ejecutar las obras en verano. Además, los distritos podrán añadir centros beneficiados.