Barcelona Global

Oliver Wiethaus: "Barcelona es un imán para el talento digital"

  • Socio de Göhmann Abogados, considera que la diversidad de la capital catalana y su gran oferta cultural son únicos en Europa

Oliver Wiethaus lleva 20 años en Barcelona y es socio de Göhmann Abogados. 

Oliver Wiethaus lleva 20 años en Barcelona y es socio de Göhmann Abogados.  / MICHAEL NEUHAUS

Se lee en minutos

Oliver Wiethaus, 55 años, casado y con un hijo, es alemán y hace 20 años que vive en Barcelona. Es socio de Göhmann Abogados y trabaja para el despacho desde 1999. Es responsable de la sucursal española del bufete de abogados alemán, habiendo participado en numerosas transacciones financieras, incluidas fusiones y adquisiciones, 'joint-ventures' y otras operaciones corporativas.

¿Por qué escogió Barcelona? Mi mujer y yo coincidimos estudiando en Bélgica, donde nos conocimos. Cuando vine a Barcelona por primera vez me enamoré de la ciudad y de sus habitantes. Yo venía del norte de Alemania, con un clima frío, gris y húmedo. La cercanía al mar, la calidez de la gente, este clima primaveral del que disfrutamos todo el año, la comida increíble y el ambiente internacional y cosmopolita me atrajeron desde el primer momento.

¿Qué aspectos de la ciudad destacaría como positivos? Según mi opinión, la diversidad de Barcelona y su gran oferta cultural son únicos en Europa. La calidad de vida es estupenda, con playas maravillosas muy cerca de la ciudad; poder disfrutar de las montañas, poder comer en una terraza en el mes de febrero, es algo muy especial. Hay un buen clima cultural, con museos, teatros y salas de conciertos de primer nivel. A nivel empresarial es una ciudad muy dinámica.

¿Qué aspectos de la ciudad hay que mejorar? ¿Cómo? Desde hace un tiempo, echo de menos un concepto convincente para Barcelona. El espíritu preolímpico, la ilusión que caracterizó a Barcelona durante muchos años, se ha perdido en cierta manera. Hace falta un nuevo impulso que nos lleve a la vanguardia del mundo como en aquellos tiempos. Lo que creo que habría que revisar a corto plazo es el urbanismo táctico de los últimos meses. Barcelona se merece una estética diferente a la altura de la arquitectura que hace a nuestra ciudad única.

¿Cuáles son los puntos fuertes de la ciudad para superar la crisis del covid-19? El espíritu emprendedor de sus habitantes, así como su gran creatividad. Además, Barcelona es un imán para el talento digital y tenemos que ser capaces de posicionar la ciudad a la altura de Berlín, por ejemplo, lo que nos garantizará un futuro prometedor en el mundo que viene.

¿A qué retos se enfrenta la ciudad una vez remitida la emergencia sanitaria? Encontrar un equilibrio entre la necesidad económica (atraer talento, inversión y turismo) y el bienestar de la gente que habita la ciudad. También tenemos que ser capaces de atraer aquí a las grandes empresas digitales que en algunos casos han preferido ubicarse en Madrid. Será importante también facilitar la vida al talento extranjero para que no tenga dificultades para asentarse en la ciudad y crear empresas y riqueza.

Noticias relacionadas

¿Qué espera de la Barcelona de los próximos años? Barcelona tiene un tremendo potencial y creo que la situación del covid puede hacer que aprendamos del pasado y de este “impasse” para renacer con toda la fuerza creativa de la que somos capaces.

¿Cuál siente que es su ciudad? ¿Qué es lo que más echa de menos? Llevo muchos años fuera de Alemania y hoy Barcelona es mi hogar y es donde soy feliz, aunque mi corazón también está fuertemente ligado a Cantabria (de donde es mi esposa) y a la región de Baden-Württemberg donde crecí. Echo un poco de menos el orden, la puntualidad, la organización y que todo funcione como un reloj, pero podría decir que hoy soy un catalán-alemán-español de pura cepa.