Piedra extraída de la cantera de la montaña

Hallada una lápida grabada de la necrópolis judía de Montjuïc en Barcelona

  • La losa, de de grandes dimensiones y en buen estado de conservación, fue localizada por un ciudadano en la Avenida Miramar en enero

Lápida epigrafiada de la necrópolis judía de Montjuïc de los (siglos IV-XIV) que un ciudadano localizó en enero en la Avenida Miramar de Barcelona.

Lápida epigrafiada de la necrópolis judía de Montjuïc de los (siglos IV-XIV) que un ciudadano localizó en enero en la Avenida Miramar de Barcelona. / ICUB

Se lee en minutos

El Periódico

El Centre de Conservació de Bens Mobles del Museu d'Història de Barcelona ha recuperado una lápida epigrafiada procedente de la necrópolis judía de Montjuïc (siglos IX-XIV) que un ciudadano localizó en enero en la Avenida Miramar.

Tras una intervención arqueológica de urgencia, la lápida se recuperó y ahora en el centro se procederá a su limpieza, se hará la transcripción y traducción del texto y el estudio epigráfico correspondiente, ha informado este viernes el Institut de Cultura de Barcelona (Icub) en un comunicado.

La lápida es de grandes dimensiones (1,46x0,60x0,63 metros), realizada con piedra de Montjuïc y con un buen estado de conservación.

En la cara superior se localiza la inscripción judía, hecho que la permite relacionar directamente con la necrópolis de Monjuïc. La inscripción es funeraria y hace referencia a un rabino llamado David enterrado bajo la piedra, pero al parecer estaba inacabada.

Posiblemente, la lápida fue lanzada por la montaña cuando fue localizada, probablemente durante la primera mitad del siglo XX, en el transcurso de las obras de construcción del actual Tir Olímpic, alrededor de 1907, o con la construcción del primer Parc d'Atraccions, en los años 30.

Este hallazgo permitirá ampliar el conocimiento e información de la necrópolis judía de Montjuïc, que se añadirán al proyecto de investigación iniciado en 2014 por el Servei d'Arqueologia de Barcelona con el objetivo de ampliar el conocimiento de este elemento patrimonial y arqueológico de la ciudad.

Noticias relacionadas

El Icub ha asegurado que es importante concretar la extensión real de la necrópolis, entre otras razones, para poderla proteger debidamente. Según el Ayuntamiento de Barcelona, la necrópolis medieval judía de Montjuïc fue una de las más importantes de toda la península y de Europa, con una cronología comprendida, como mínimo, entre los siglos IX y XIV, cuando el Cll de Barcelona fue destruido y se provocó la huida de sus habitantes en 1391. El antiguo cementerio fue entonces destruido y vendido a una sociedad de acreedores de los judíos que utilizó las lápidas para construir nuevos edificios.

En 1945, la construcción de las instalaciones del Tiro al Pichón provocó la destrucción parcial del recinto funerario, del que se localizaron 171 tumbas. En el 2001, comenzó la prospección y excavación del antiguo cementerio judío, lo que permitió localizar hasta 557 tumbas más. Posteriormente, la necrópolis fue cubierta con una capa de tierra para su protección.