En el distrito de Sarrià-Sant Gervasi

Barcelona inaugura la segunda residencia para mujeres sinhogar, 'La Violeta'

Con 26 plazas e instalada en un edificio cedido por la congregación de las Franciscanas de la Natividad de Nuestra Señora, el centro alojará a las mujeres unos seis meses

Una de las salas del nuevo albergue  ’La Violeta’

Una de las salas del nuevo albergue ’La Violeta’ / Eli Don ACN

Se lee en minutos

Efe

La ciudad de Barcelona cuenta desde este mes de abril con un nuevo equipamiento residencial de la red municipal para atender y acompañar mujeres en situación de sinhogarismo, el nuevo Centro Residencial de Inclusión (CRI) 'La Violeta', ubicado en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi y gestionado por ASSIS Centro de Acogida.

Con 26 plazas e instalado en un edificio cedido por la congregación de las Franciscanas de la Natividad de Nuestra Señora, el nuevo equipamiento tiene como objetivo dar atención social y alojamiento para frenar o revertir los efectos de la exclusión residencial en fase inicial que sufren las mujeres.

Ofrece herramientas y recursos personales, espacios de empoderamiento y un acompañamiento integral desde una perspectiva de género y se trabajará para promover su inserción laboral y la búsqueda de alternativas residenciales estables cuando sea posible.

La previsión es que el nuevo CRI La Violeta funcione con un presupuesto de unos 564.000 euros al año, que sufragaran aproximadamente al 50% el Ayuntamiento de Barcelona y el departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat.

El acto de inauguración de equipamiento ha contado con la participación del conseller de Asuntos Sociales, Chakir El Homrani, la teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laura Pérez y la responsable del programa Dones Amb Llar d’ASSÍS, Elena Sala. 

Tanto el conseller como la teniente de alcalde han destacado los buenos resultados que se han conseguido con la colaboración entre el las administraciones y el tejido social para afrontar el reto del sinhogarismo durante la pandemia con rapidez, la necesidad de abordar el fenómeno del sinhogarismo femenino con una perspectiva de genero y la de políticas de vivienda.

En la rueda de prensa, la responsable de Assís, Helena Sala ha explicado que ya se están elaborando las listas de preacogida con mujeres que llegaran a la Violeta derivadas de los servicios sociales territoriales, los albergues de primera acogida y desde Assís.

Aunque la temporalidad será flexible, la previsión es que las mujeres alojadas en la Violeta vivan allí 6 meses y en función de su evolución puedan renovar de 3 meses en 3 meses.

Centro Residencial de Inclusión (CRI) La Violeta es el segundo equipamiento exclusivamente para mujeres que se pone en marcha durante el último año en la ciudad, coincidiendo con el estallido de la pandemia de covid-19, tras la apertura el pasado octubre del CRI La Llavor. 

Noticias relacionadas

Estos dos centros, junto con la reserva que ya se aplica en el Centro de Primera Acogida (CPA) Sant Gervasi para atender sólo mujeres, responde a la estrategia municipal puesta en marcha en enero de 2020 para prevenir y luchar contra el sinhogarismo femenino. 

Una estrategia que se enlaza también con la mirada sobre este fenómeno que el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias está impulsando.