III Plan de Igualdad 2020-2023

Barcelona establece cuotas femeninas para acceder a la Guardia Urbana y Bomberos

El ayuntamiento analizará los puestos de responsabilidad de la plantilla para conocer cuántos están ocupados por mujeres

Una pareja de la Guardia Urbana de Barcelona.

Una pareja de la Guardia Urbana de Barcelona. / El Periódico

Se lee en minutos

El Periódico

El Ayuntamiento de Barcelona ha establecido cuotas femeninas para acceder a los servicios municipales más masculinizados, como la Guardia Urbana o los Bomberos, en un intento por avanzar en la equiparación efectiva en el trabajo entre hombres y mujeres.

Esta es una de las medidas adoptadas durante el primer año de aplicación del III Plan de Igualdad entre Mujeres y Hombres 2020-2023 del Ayuntamiento de Barcelona.

El balance de ese plan, del que ha informado este domingo el consistorio barcelonés, refleja que la reserva de plazas en el cuerpo de la Guardia Urbana, donde el 85,79 % de los agentes son hombres, ha hecho posible que por primera vez el porcentaje de mujeres aspirantes ha llegado al 31% y han conseguido plaza 112 mujeres y 170 hombres.

Además, en el camino para conseguir el equilibrio de género en la plantilla, el consistorio ha introducido medidas para favorecer la maternidad y la lactancia y ha establecido igualmente cupos para acceder a los puestos de mando del cuerpo.

Un decálogo de buenas prácticas

En el marco de este plan, el ayuntamiento está ultimando un decálogo de buenas prácticas para garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a la función pública en general y a los cargos de responsabilidad, en colaboración con los sindicatos.

Durante este año, el ayuntamiento tiene previsto analizar los puestos de responsabilidad de la plantilla para conocer exactamente cuántos de ellos están ocupados por mujeres.

El plan también contempla medidas contra el acoso sexual, entre ellas la articulación de una herramienta que permita comunicar de forma anónima los casos de abusos, además de formaciones para mandos de Guardia Urbana y Bomberos para detectar los abusos y un plan para luchar contra los micromachismos en ambos cuerpos.

Noticias relacionadas

La pandemia del covid-19 ha puesto de manifiesto que son mayoritariamente las mujeres quienes han adaptado sus horarios para compaginarlos con el cuidado de sus hijos, y ha urgido la necesidad de poner en marcha horarios que permitan compaginar la presencialidad con el teletrabajo.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria, el 41% de las trabajadoras del Ayuntamiento de Barcelona con hijos se acogieron a medidas de conciliación laboral durante el confinamiento, frente al 17% de los empleados varones del consistorio que hicieron lo mismo.