Aglomeraciones

Colau insiste: "El confinamiento comarcal genera un riesgo de salud" en Barcelona

  • La alcaldesa reitera su petición de ampliar la movilidad al ámbito metropolitano, a la que se suman L'Hospitalet y Badalona

  • Collboni acusa al Procicat de negar el cierre metropolitano a la capital catalana por motivos políticos

Ada Colau en el pleno del Ayuntamiento de Barcelona.

Ada Colau en el pleno del Ayuntamiento de Barcelona. / RICARD CUGAT

Se lee en minutos

El Periódico

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha vuelto a pedir este jueves que las restricciones de movilidad para frenar la pandemia sean de ámbito metropolitano y no comarcal para no provocar aglomeraciones que, ha dicho, "generan un riesgo de salud". "Somos una ciudad extremadamente densa. El confinamiento comarcal no solo no evita situaciones de riesgo, sino que las provoca", ha señalado en una entrevista en Catalunya Ràdio.

La alcaldesa, además, ha subrayado que ha hablado a lo largo de meses con otros alcaldes metropolitanos y "en general hay acuerdo". "Todos estamos de acuerdo en evitar el riesgo sanitario y esto es evitar aglomeraciones, y en Barcelona se produce el efecto contrario", ha insistido.

Colau ha puesto énfasis en que no cuestiona las restricciones de la movilidad por el empeoramiento de los datos sanitarios, sino que lo que pide es que si hay que hacer confinamientos se tenga en cuenta la realidad metropolitana para que las restricciones de movilidad se hagan de forma segura. "Es lógico que pidamos que [las restricciones] se adapten a nuestra realidad con una trama urbana continua y una densidad de las más grandes de Europa. La gente necesita espacio, ha de poder salir a pasear con espacio suficiente", ha asegurado. "No hay materialmente espacio físico, con las playas metropolitanas puede haber una distribución más amplia. Lo que pedimos es que se aplique el sentido común", ha zanjado una vez más.

El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona ha afirmado, por su parte, que existen "motivos políticos" detrás de la decisión del Procicat de no permitir que en Barcelona el confinamiento se extienda a todo el área metropolitana (AMB) y no solo a la comarca. Y añade que "es una medida razonable desde el punto de vista de la seguridad sanitaria y la movilidad", reconocida por el Departamento de Salud de la Generalitat y que la Conselleria de Interior niega "por motivos políticos".

Para Collboni, en Interior "tienen miedo de que alguien, desde fuera de Barcelona, les diga que se está privilegiando a Barcelona; pero es que Barcelona es una excepción". Collboni ha apuntado que Barcelona tiene una densidad de población de unas 16.000 personas por kilómetro cuadrado, una cifra por ejemplo más de tres veces superior a la de Madrid (algo más de 5.000 personas por kilómetro cuadrado).

Para el primer teniente de alcalde, escenas como las de los últimos días en la playa de la ciudad se volverán a repetir si no se amplía el confinamiento perimetral: "Cuando se vuelvan a ver esas imágenes recordaremos que son producto de una decisión equivocada y con intencionalidad política del Procicat", ha avisado. 

Albiol y Marín se suman a la petición

El alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, ya anunció este miércoles que se sumaba a la petición del confinamiento metropolitano que reclama Colau. Albiol dice que entiende que se tomen medidas ante el aumento de contagios, pero matiza que deben tomarse "con sentido y con lógica". Así, considera "absurdo" que, en los municipios más cercanos a Barcelona, el confinamiento sea por comarcas porque "el área metropolitana es una gran realidad territorial y social", y añade que considera "más lógico" un cierre metropolitano.

"En el área metropolitana se da una realidad que no se da en ninguna otra parte de Catalunya, tenemos muchos municipios que están unidos y donde una calle pertenece a una ciudad y la siguiente es de otra", sigue Albiol. En la misma línea se posiciona la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, quien señala que implantar restricciones de movilidad entre los municipios que forman parte de esta zona "entra en contradicción con el día a día de las personas que viven en ella".

"Barcelona y su área metropolitana conforman una realidad social y económica común, donde millones de ciudadanos viven, trabajan y disfrutan de su tiempo de ocio", destaca Marín. Desde el Ayuntamiento de Viladecans, municipio también cercano a Barcelona, también apoyan la petición de Colau e insisten en este punto del tiempo de ocio y de las necesidades del sector cultural. "Aquí tenemos un equipamiento como el Atrium, que responde a una realidad de público metropolitano", remarcan desde el consistorio de Viladecans.

Por su parte, la alcaldesa de L'Hospitalet matiza que, pese apoyar el confinamiento metropolitano, "las personas debemos continuar moviéndonos, siempre que sea posible, en el área más local para las actividades cuotidianas".

Metropolitano y comarcal

Ayuntamientos del Baix Llobregat consultados por este diario matizan que, aunque están de acuerdo con el confinamiento metropolitano, se debería permitir también la movilidad en el ámbito comarcal, ya que, si no, algunos municipios del Baix que no forman parte del área metropolitana "podrían quedar excluidos". "Seríamos más partidarios de estudiar otras posibles propuestas, como un confinamiento más amplio y homogéneo, que incluyese a todos los municipios de todas las comarcas que forman parte del área metropolitana de Barcelona", defienden desde el Ayuntamiento de Sant Boi de Llobregat, una postura a la que también se suman desde Viladecans.

Por su parte, el alcalde de Esparraguera, Eduard Rivas, uno de los municipios del Baix Llobregat que no forman parte del área metropolitana apunta que ampliar el confinamiento a metropolitano es "una posibilidad a estudiar", pero siempre que "no se rompa la unidad comarcal, ni los flujos económicos y socials entre el norte y sur del Baix Llobregat". Además, Rivas remarca que, si se debe tomar esta decisión, "que se haga de forma dialogada" y pide que la conselleria "convoque a los alcaldes afectados" antes de aplicar nuevas medidas.

También en el Baix Llobregat, la alcaldesa de Esplugues, Pilar Díaz, señala que, aunque apoya el confinamiento comarcal, "habría que facilitar la movilidad entre municipios limítrofes de diferente comarca". "Sería el caso de la calle Maladeta, que tiene una acera que es Esplugues y la otra que es L'Hospitalet, y una persona vecina de Esplugues debería poder cruzar la calle para ir a comprar el pan, por ejemplo", argumenta Díaz.

Más alejada del posicionamiento de sus vecinos se muestra la alcaldesa de Gavà, Raquel Sánchez, quien dice que la situación de la pandemia "exige seguir estrictamente las prescripciones de las autoridades sanitarias". Aunque reconoce que la comarca del Baix Llobregat forma parte de una realidad metropolitana social y económica, teme que las playas del municipio sean una vía de escape para los vecinos metropolitanos y recuerda que el actual contexto por el covid-19 obliga a la "máxima prudencia y responsabilidad" para evitar un crecimiento de los contagios.

"Las playas de Gavà son uno de sus principales atractivos y esto hace que puedan producirse aglomeraciones que desde el punto de vista sanitario hay que evitar", asevera Sánchez, quien insiste en, más allá de establecer unos límites geográficos u otros, concienciar a la ciudadanía para que reduzca al máximo la movilidad y la interacción social.

Noticias relacionadas

El sector cultural reclama un salvoconducto

Y más quejas. Entidades del sector cultural como la Asociación de Empresas de Teatro de Catalunya (Adetca), la Asociación de Salas de Conciertos de Catalunya (Asacc) y la Asociación Profesional de Representantes, Promotores y Managers de Catalunya (ARC) han reclamado este jueves que las entradas se conviertan en un "salvoconducto cultural" debido al regreso al confinamiento comarcal a partir del viernes. En un comunicado, la Adetca y el Asacc han asegurado que este "nuevo y repentino" confinamiento comarcal tiene una afectación directa sobre la estabilidad de la programación de los espectáculos y hacia los clientes que ya habían adquirido entradas para asistir, y ha pedido que se mantenga la posibilidad de circular entre comarcas para ir a representaciones y conciertos.