Movilidad

Smart Mobility urge a Colau a poner fecha al concurso de patinetes eléctricos compartidos en Barcelona

  • La patronal envía una carta al Ayuntamiento lamentando sucesivas demoras que ponen en jaque al sector 

  • Operadores piden contundencia contra las empresas de alquiler de patinetes sin licencia en Barcelona

Smart Mobility urge a Colau a poner fecha al concurso de patinetes eléctricos compartidos en Barcelona
Se lee en minutos

EL PERIÓDICO

La patronal Smart Mobility, colectivo de empresas de movilidad compartida integrada en Adigital, ha pedido al Ayuntamiento de Barcelona y a su alcaldesa que pongan ya fecha al concurso que debe regular las licencias de alquiler de patinetes eléctricos compartidos en la capital catalana.

Smart Mobility insiste al Ayuntamiento que abra un diálogo con las empresas y, en el marco del Pacto por la Movilidad, defina una propuesta regulatoria antes del verano, atajando de una vez la incertidumbre con la que lidian desde hace tiempo varios operadores con planes e inversiones para Barcelona. 

Aplazamiento de la normativa

A través de una carta dirigida a la concejal de movilidad, Rosa Alarcón, los operadores manifiestan su voluntad de colaboración con el consistorio aunque lamentan que, desde septiembre del 2019, éste ha ido dando plazos para tener lista la normativa y siempre se han acabado incumpliendo.

El sector ha mostrado de nuevo su preocupación después de que la propia Alarcón volviera a dilatar la fecha estimada del concurso. A principios de año, la concejal anunció que la previsión era tenerlo listo antes de este verano pero la semana pasada, en el marco de un foro empresarial, afirmó que no tenía claro si podría ser este 2021 por supuestas dificultades que se estaban hallando en la gestión del concurso.

En concreto, Alarcón hizo referencia a la falta de espacio público para aparcar estos vehículos y a dudas en el proceso para limitar la competencia a la hora de regular la actividad de alquiler. La concejal aseguró que los servicios jurídicos lo estaban estudiando e, incluso, abrió la puerta a emular el caso de Valencia, que no tiene patinete compartido.

Ante esta afirmación, los operadores han reclamado seriedad y celeridad, puesto que en todo momento se han mostrado abiertos a colaborar con el consistorio a la hora de acordar un modelo que sea aplicable en la ciudad y permita disponer de una oferta de patinete eléctrico que sume en la propuesta de movilidad compartida sostenible de la capital catalana.

Una regulación clara

Te puede interesar

“Sus palabras han producido confusión e incertidumbre entre las empresas y actores que vienen siguiendo este proceso”, constata la misiva. Las mismas empresas recuerdan que en septiembre del 2019 el propio Ayuntamiento les pidió tiempo para poner sobre la mesa una regulación clara. Algunos operadores, no obstante, viendo la situación, optaron por empezar a operar sin autorización, como fue el caso de Reby y Bird, que este marzo dejaron de hacerlo por las sanciones impuestas. 

El sector lamenta “las excusas” que ahora aduce la concejalía de movilidad para volver a retrasar la propuesta. Varias empresas han compartido iniciativas para consensuar un modelo de zonas de aparcamiento para estos vehículos y, sobre la competencia, aseguran que el consistorio tiene autoridad sobre el dominio público local y puede avanzar con iniciativas como han hecho Sevilla o Zaragoza, sin además entrar en conflicto con la ACCO (Agencia Catalana de la Competencia).