Olimpismo

Enric Truñó y Beatriz Ferrer-Salat se incorporan al patronato de la Fundación Barcelona Olímpica

  • Los nuevos miembros cubren las bajas en el organismo de los fallecidos Josep Lluís Vilaseca y Romà Cuyàs

Enric Truñó, en el Museu Olímpic, en julio de 2017. / JULIO CARBO

Enric Truñó, en el Museu Olímpic, en julio de 2017.
Enric Magoo, director artístico del Festival, agradeciendo la asistencia a los espectadores al inicio de la Gala Internacional. La sesión del domingo por la tarde fue grabada por TV3, para una posterior emisión.

/

Se lee en minutos

El Periódico

El patronato de la Fundación Barcelona Olímpica ha incorporado como nuevos miembros a Enric Truñó y Beatriz Ferrer-Salta, que cubrirán las bajas de Josep Lluís Vilaseca, fallecido el pasado 14 de noviembre, y de Romà Cuyàs, que murió el 27 de diciembre del 2019. Josep Miquel Abad, Mª Teresa Samaranch y Julio Pernas son los otros tres miembros de un patronato en el que también están como instituciones el Ayuntamiento de Barcelona, el Comité Olímpico Español, la Secretaria General de l'Esport y el Consejo Superior de Deportes.

Beatriz Ferrer-Salat, durante los Juegos Ecuestres Mundiales de 2018, celebrados en Carolina del Norte (EEUU).

/ Erik S. Lesser / Efe

Te puede interesar

La fundación, de carácter privado y declarada entidad benéfica de tipo cultural por la Generalitat el 13 de julio de 1993, tiene como finalidad difundir la realidad de los Juegos Olímpicos de Barcelona, y también promocionar e investigar los valores culturales, éticos, deportivos y de cualquier orden que emanan del ideario olímpico.

Los nombramientos están enmarcados en la apertura de una etapa de la fundación con nuevos proyectos, dinámicas y actividades. Beatriz Ferrer-Salat (Barcelona, 1966) es conocida por su carrera en la disciplina hípica de doma. Ha participado en cuatro Juegos Olímpicos, entre 1996 y 2016, y ganó en Atenas-2004 la medalla de plata en la prueba por equipos y la de bronce en la prueba individual. Enric Truñó (Barcelona, 1949) fue concejal del Ayuntamiento de Barcelona entre 1979 y 1998, siendo el concejal responsable de los Juegos de Barcelona-92. En el año 2010 fue nombrado comisionado de la candidatura olímica Barcelona-Pirineu 2022.