MOVILIDAD

El taxi metropolitano renueva su cúpula de la supervivencia

El gremio, con una importante bajada de la demanda, tiene ante sí el reto de la digitalización y la captación de nuevos nichos de negocio

Parrilla de taxis de la estación de Sants, el pasado 9 de febrero

Parrilla de taxis de la estación de Sants, el pasado 9 de febrero / Ricard Cugat

  • Los comicios pondrán a prueba el músculo de Élite Taxi, que lo cambió todo con su irrupción a partir del 2014

  • La convocatoria coincide con el nuevo desembarco de Uber en la ciudad, reconvertida en plataforma de taxis

Se lee en minutos

Unas elecciones digitales (que no las tuvo ni Catalunya ni las tendrá el Barça) como símbolo de lo que le espera al sector en el futuro inmediato. El taxi de Barcelona y alrededores elegirá el lunes a sus representantes ante el Área Metropolitana del Taxi en unos comicios que pondrán a prueba el músculo de la asociación Élite Taxi, que de la mano de su líder, Tito Álvarez, lo puso todo patas arriba a partir del 2014, volando por los aires el orden establecido en un gremio al que tradicionalmente le ha costado mucho avanzar.

El hecho de que los comicios sean digitales responde a la necesidad de reducir el contacto personal, pero es también una metáfora de lo que le espera al taxi, que aunque ha conseguido poner freno a Uber gracias al decreto aprobado por el Govern en enero del 2019, sigue pendiente de una modernización que le permita luchar, por ejemplo, contra el 'sharing'. Son tres las asociaciones que se presentan para representar a los taxistas autónomos: la Agrupación Taxi Companys (ATC), la Asociación Profesional Élite Taxi Barcelona y el Sindicato del Taxi de Catalunya (STAC). En cuanto a las empresas del taxi (propietarias de un máximo del 10% de las 10.523 licencias metropolitanas), se presentan la Asociación Barcelonesa de Empresarios y Autopatronos Taxistas (ABEAT) y la Asociación Empresarial del Taxi (AET).

Recuperar la confianza

Noticias relacionadas

La presidente del Instituto Metropolitano del Taxi (IMT), la concejala socialista Rosa Alarcón, considera que la votación es de suma importancia para el sector, puesto que llega, a consecuencia del covid, en un momento de "fuerte bajada de la demanda", lo que genera no pocos retos de cara al futuro. Cómo recuperar al cliente perdido o, lo que es más importante, cómo seducir a nuevo público para que apueste por el taxi en su rutina de movilidad diaria, son algunos de los retos a los que se enfrenta la profesión a corto plazo.

En el medio y largo plazo, más pronto que tarde, volverán a hacer frente a Uber, que está intentando regresar a la capital catalana como plataforma de taxis. Según relata Alarcón, "la mesa técnica que salga de esta consulta tendrá nuevos retos y deberá trabajar conjuntamente con la administración para avanzar en la digitalización del sector, en la mejora de la demanda, y en la adaptación de la reglamentación del taxi a la nueva realidad que impone la situación sanitaria actual". La votación tendrá lugar entre las nueve de la mañana y las ocho de la tarde y los resultados provisionales se conocerán cuando finalice la jornada electoral.

Temas

Taxis