Barceloneando

Palabra de Vilasanjuan

  • Una visita al despacho del ejecutivo del Instituto Global de Barcelona para saber más de vacunaciones

  • Miquel Roca viajaba a Madrid para comer en el Congreso el 23-F cuando pisó al actor Marc Martínez

Rafa Vilasanjuan, reunido con la médica Natalia Rodriguez-Valero.

Rafa Vilasanjuan, reunido con la médica Natalia Rodriguez-Valero. / El Periódico

3
Se lee en minutos
Joan Vehils
Joan Vehils

Periodista

ver +

Visito a Rafa Vilasanjuan con quien coincidí en la radio hace muchos años. Entonces él ejercía de periodista deportivo bajo la batuta de José Maria García. Era de los pocos que hablaba inglés y francés y, claro, pronto se lo llevaron los organizadores de los JJOO de Barcelona. Luego trabajó en los de Atlanta, en EEUU y así hasta llegar a ser el primer Secretario General no francés de Médicos Sin Fronteras de todo el mundo. Luego lo fichó el CCCB y ahora es el director de Análisis y Desarrollo Global del Instituto de Salud Global de Barcelona. Un currículum espléndido, un tipo fantástico y el único español que forma parte de los 28 exclusivos miembros del comité ejecutivo de la asociación para la vacunación mundial denominado Alianza GAVI, fundada por Bill Gates.

O sea, una de las personas que está más al corriente del estado de las vacunas de todo el planeta. Vilasanjuan, que comunica como nadie, me explica desde su despacho al lado del Clínic que, en otoño, no en verano, en España podemos llegar al 70% de vacunados, que existe un problema de producción pero que estará resuelto en los próximos meses, que en dos semanas se aprobará una nueva vacuna, que, sin la compra conjunta, Europa hubiera sido un desastre y que hay que invertir más en investigación. Conclusión: si solo hablaran expertos como Vilasanjuan todo lo entenderíamos mejor.

Visita a la capital

El martes, camino de Madrid, viajaban en el mismo vagón del AVE, el abogado Miquel Roca y el actor Marc Martínez. Uno asistía a los actos del 40º aniversario del 23-F y el otro, al programa 'Late Motiv' de Buenafuente. En una de esas que el expolítico se levanta y sin darse cuenta pisa el dedo gordo del pie del actor. Todo fue tan rápido que cogió por sorpresa a los dos, pero mientras Marc ya estaba redactando un tuit, se le acercó Miquel Roca para pedirle amablemente sus disculpas y el tuit fue cortés.

Por cierto, que a Roca lo vimos luego por las teles con el Rey, el presidente del Gobierno y otras autoridades en el Salón de los Pasos Perdidos, pero no nos mostraron el almuerzo privado que celebraron en una sala del Congreso de los diputados. Eso sí, sabemos que no hablaron del Rey. Del emérito, claro…

Marc Martínez y Sara Espígul.

/ El Periódico

Mientras, Marc, que ahora triunfa en la serie 'Hache' de Netflix y que pronto le veremos en la película 'Life is life’ de Dani de la Torre, me cuenta que tuvo que dejar el teatro porque no da para vivir y eso que su magnífica obra ‘Mal Martínez’ fue un éxito los tres años que estuvo en escena. Doy fe que era una exhibición de talento. En fin, que ahora vive en Argentona porque así puede dedicar parte de su tiempo a ejercer de horticultor mientras comparte vida e hijos, Mia y Bruc, con la actriz Sara Espígul y tiene en el mayor, León, a otro gran artista que ahora le ha dado por el Barça. O sea, como el padre y el abuelo. Por cierto, a Sara Espígul la estamos viendo en la serie de TV-3, ‘Com si fos ahir’, la disfrutamos en la serie 'El Crac' y otras, pero la echamos de menos en el teatro. Todavía recordamos la gran interpretación que realizó hace ahora diez años en ‘Una vella coneguda olor’, de Josep Maria Benet i Jornet.

Jazz y Enciclopèdia 

Noticias relacionadas

Y ese mismo martes, por la tarde, asisto a la presentación de los tres premios de la Nit de Santa Llúcia. De camino, observo cómo están tapiando las principales tiendas del paseo de Gracia, pero me relajo al entrar al jardín interior del Hotel Casa Mimosa del Eixample. Justo entrar, la directora editorial del Grup Enciclopèdia, Ester Pujol, está feliz de poder realizar un acto con escritores, con música y al aire libre.

Es verdad que el covid reduce el número de asistentes, pero se agradece esta incipiente vuelta a la normalidad y gratifica también escuchar poesía o lecturas de libros como hicieron los premiados Miquel Desclot, Anna Gas o Víctor García Tur bajo la magnífica presentación de Míriam Cano. El acto se inició con unas breves palabras del presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, quien reivindicó el valor de la cultura y la literatura. Eso sí, tuvo que salir por piernas camino de la cárcel. Tal cual.