7.000 licencias concedidas

La Fiscalía investiga la adjudicación del servicio de motos eléctricas en Barcelona

El ayuntamiento responde que no le consta ninguna comunicación sobre la denuncia de una empresa

Una moto compartida, en Barcelona.

Una moto compartida, en Barcelona. / ELISENDA PONS

Se lee en minutos

Europa Press

La Fiscalía de Barcelona ha abierto diligencias para determinar si existe un delito en la adjudicación de las licencias de 'motosharing' de un concurso del Ayuntamiento de Barcelona.

La investigación se ha iniciado después de que una empresa que se presentó al concurso haya denunciado a los responsables de Movilidad del Ayuntamiento por presunta prevaricación, falsedad documental, malversación y tráfico de influencias, ha avanzado 'El Mundo' y ha podido confirmar Europa Press.

A raíz de la denuncia, la Fiscalía investigará si existe un presunto delito en la actuación en el momento de conceder las licencias de este servicio de motos eléctricas compartidas.

Fuentes municipales han explicado que "el proceso de adjudicación de licencias de 'motosharing' se ha llevado a cabo conforme con la reglamentación aprobada y publicada en su momento".

Te puede interesar

Las mismas fuentes han añadido que al Ayuntamiento de Barcelona no le consta ninguna comunicación oficial de la Fiscalía en relación con este tema, aunque ha indicado que, en "el supuesto de que se reciba, se pondrá a disposición de los requerimientos que se hagan".

Actualmente, hay 7.000 licencias de motos compartidas eléctricas en la ciudad y el consistorio prevé aumentarlas hasta 10.000 en los próximos meses, y cada una de las empresas concesionarias tiene el mismo número de licencias, que en ningún caso puede superar las 633.

Temas

Motos