Política municipal

Colau y PSC pactan con ERC un plan de 30 millones de euros para 83 proyectos en 10 distritos de Barcelona

  • El acuerdo forma parte del pacto presupuestario de 2021 entre el gobierno municipal y Esquerra

  • El compromiso prevé 83 iniciativas directas en equipamientos, espacio público, urbanismo y patrimonio

Ernets Maragall, Ada Colau y Jaume Collboni, este martes.

Ernets Maragall, Ada Colau y Jaume Collboni, este martes. / Ricard Cugat

3
Se lee en minutos
Natàlia Farré
Natàlia Farré

Periodista

Especialista en arte, patrimonio, arquitectura, urbanismo y Barcelona en toda su complejidad

Escribe desde Barcelona

ver +

A finales de diciembre de 2020, Barcelona en Comú y el PSC, la alianza que gobierna la ciudad, y el principal partido de la oposición, ERC, cerraron un pacto que permitió aprobar los presupuestos municipales más cuantiosos de la historia de Barcelona:3.200 millones de euros para el ejercicio de 2021. Uno de los puntos del compromiso recogía la  dotación de un fondo de inversión de 30 millones de euros para proyectos de proximidad en los distritos. Entiéndase por ello ayudas directas a la rehabilitación de equipamientos, mejora del espacio urbano y la adquisición o expropiación de piezas de interés público pactadas con las asociaciones de barrio y los vecinos. No se trataba, pues, de grandes inversiones como podría ser la reforma de La Rambla, sino de aquellas  intervenciones pequeñas, necesarias y largamente reivindicadas por el territorio que mejoran el día a día de los barceloneses. Treinta millones a repartir dos por cada uno de los 10 distritos de Barcelona y los 10 sobrantes, según criterios de población y renta que este martes han desvelado su destino. La concreción del acuerdo ha reunido a los tres protagonistas: la alcaldesa Ada Colau (Barcelona en Comú) y su socio Jaume Collboni (PSC) con el jefe de la oposición (y, de hecho, ganador de las elecciones municipales) Ernest Maragall, de ERC.  El momento ha servido para sacar pecho sobre la capacidad de llegar a acuerdos entre diferentes formaciones políticas en tiempos de zozobra económica y social (y también política). Y, como era de esperar, la fotografía de los tres protagonistas ha servido también para especular sobre posibles pactos en el otro lado de la plaza de Sant Jaume. Balones fuera, hasta que la insistencia del significado de una imagen que evidencia el acuerdo (municipal) entre Comuns, PSC y ERC, ha sacado al Maragall más  rotundo: “Para que quede, una vez más, repetidamente, sostenidamente y definitivamente claro: no hay un acuerdo posible de este tipo para el Govern de Catalunya”. Punto. 

Inversión desigual

Noticias relacionadas

Aclarado el gesto, se ha desgranado el futuro de parte importante del montante que tiene entre las inversiones más destacadas 11,5 millones destinados a mejorar equipamientos ya existentes; 4,8 millones en implementar nuevos carriles bicis y  6,1 en urbanización y pacificación de calles; y 2,9 millones que se dedicarán a la compra de inmuebles y locales con el objetivo de levantar nuevos equipamientos e incentivar la reactivación económica, cultural y social de la ciudad. Todo pactado y reclamado desde el territorio. Y mucho con proyectos de ejecución que no prevén la obra en esta partida, pero que el ayuntamiento promete se abordarán en un futuro. “Las primeras fases implican objetivamente un compromiso de continuidad”, se ha afirmado. Es el caso del ruinoso Hivernacle del parque de la Ciutadella, que la inversión actual contempla la primera fase para su recuperación, pero no el montante para su total y necesaria restauración. De otros se prevé principio y fin en 2021, como el proyecto de abrir un nuevo carril bici desde el parque de Cervantes hasta el Palau Reial para continuar con la visión metropolitana de conectividad con Esplugues. 

En total son 83 proyectos repartidos por toda la ciudad pero no de una manera uniforme. “No es una inversión uniforme porque la ciudad no es uniforme, hay desigualdades. Se ha priorizado distritos que consideramos que tienen deficiencias de inversiones, pero todos los distritos tienen dos millones de euros garantizados”. Palabra de alcaldesa. Así, Nou Barris y Sant Martí son los distritos con más presupuesto, con 3,7 y 3,5 millones, respectivamente; y Sarrià-Sant Gervasi el que menos recibe con poco más de 2 millones. Sants-Montjuïc presenta solo tres proyectos por los 18 de Sant Andreu, aunque el montante invertido será similar en ambos distritos (3,2 y 3,1 millones). Como curiosidades: el proyecto más modesto, los 8.000 euros que cuesta redactar el proyecto ejecutivo para renovar y adaptar a las personas con discapacidad el espacio de juegos infantiles de la plaza Rom Cremat; y el más ambicioso, los 1,6 millones que el consistorio prevé invertir en la adquisición de locales en la calle de Blai, Jardins Mediterrània y Creu Coberta para ponerlos a disposición del comercio de proximidad del distrito de Sants-Montjuïc.