El próximo curso

Barcelona incorpora tres colegios religiosos a la red pública

Se trata de las escuelas concertadas Marillac, Sagrada Família y Sagrat Cor, de la Fundación Escola Vicenciana

Escuela Marillac.

Escuela Marillac. / FERRAN NADEU

Se lee en minutos

Efe

Las escuelas religiosas concertadas Marillac, Sagrada Família y Sagrat Cor, de la Fundación Escola Vicenciana, pasarán a la red pública a partir del próximo curso, con lo que la ciudad sumará 1.000 plazas más de escolarización pública.

Así lo ha anunciado este viernes el conseller de Educación, Josep Bargalló, en rueda de prensa junto al teniente de alcaldía de Cultura, Educación y Ciencia de Barcelona, Joan Subirats, y miembros de la Fundación Escola Vicenciana.

El conseller ha destacado que es un paso "especialmente importante para incorporar plazas públicas a la ciudad", donde "aumenta la demanda", pero la realidad urbanística "no nos permite crecer".

En este sentido, Joan Subirats ha indicado que la oferta de plazas escolares públicas en Barcelona se sitúa entre 4 y 5 de cada 10, mientras que en el conjunto de Cataluña es de 7 de cada 10 y en Europa el promedio es de 8 de cada 10.

Sobre los tres centros, el conseller ha destacado que "nacieron en el siglo XIX, abiertos e integradores y con vocación de servicio público y comunitario", un espíritu "de ayuda que han mantenido a lo largo de los años".

Como establece el decreto de 2019 que regula el paso de centros concertados a públicos, los 96 docentes y personal de administración y servicios (PAS) que integran la plantilla de los 3 centros pasarán a formar parte de la red pública como personal laboral con contrato indefinido.

Asimismo, la Fundación Escuela Vicenciana y el Consorcio de Educación han firmado un acuerdo por un "alquiler estable, consolidado y de la larga duración de los edificios", como en el resto de casos de centros concertados que han pasado a la red pública, ha señalado el conseller.

En los próximos cuatro años se llevarán a cabo obras de reforma y mejora presupuestadas en 1.553.400 de euros, que asumen la conselleria y el ayuntamiento a partes iguales, ha informado el Consorcio de Educación de Barcelona.

La escuela Marillac, que pasará a ser el Institut-Escola Sicilia, tiene 286 alumnos matriculados en el curso actual y está prevista una inversión de 509.800 euros para mejorar sus instalaciones en el próximos años.

El centro fue fundado por el religioso Ramon Balcells en 1906 como Patronato Social Escolar de Obreras para escolarizar a las hijas de las familias obreras del barrio de la Sagrada Familia.

Por otra parte, la escuela Sagrada Familia, que pasará a ser el Institut-Escola Londres, cuenta con 544 alumnos matriculados y el presupuesto para reformas y mejoras durante los próximos años es de 481.600 euros.

El centro era un asilo para chicas huérfanas fundado en 1897 que, además, impartía enseñanza básica y aprendizaje de algún oficio para facilitarles el acceso al mundo laboral.

Te puede interesar

Finalmente, la escuela Sagrat Cor, que será la Escola Aldana, está situada en el barrio de Sant Antoni, cuenta con 217 alumnos matriculados y el presupuesto para reformas y mejoras durante los próximos años es de 492.000 euros.

El centro nació en 1862 para atender a los hijos de las mujeres obreras mientras sus padres trabajaban, a quienes se ofrecía gratuitamente instrucción, educación y comida.