En plena pandemia

La policía desmantela fiestas ilegales en Barcelona, El Prat y Santa Coloma

  • Denuncia a 70 personas en dos celebraciones en viviendas en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi

  • Desmantela otra convocatoria en plena calle en el barrio de Sant Cosme, y una en una casa okupa

Patrullas de Guardia Urbana y Mossos en Barcelona.

Patrullas de Guardia Urbana y Mossos en Barcelona.

Se lee en minutos

El Periódico

La gravedad de la pandemia no impida que se sigan detectando celebraciones ilegales en Barcelona y su área metropolitana que ponen en riesgo la salud.

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana han intervenido la pasada noche del sábado en un domicilio del barrio de las Tres Torres, en Sarrià-Sant Gervasi, donde se celebraba una reunión en la que en ese momento había 45 personas, según informa la policía autonómica. Todas ellas han sido sancionadas por incumplir distintas restricciones vinculadas a la pandemia.

Tras ser alertados mediante una llamada a comisaría, los agentes han desmantelado la celebración, que tenía lugar después del toque de queda, y que también incumplía la actual limitación sobre concentraciones de personas e incluso sobre el uso de mascarillas.

Según informan los mossos, una treintena de personas han sido denunciadas por incumplimiento horario, mientras que otras 11 además de dicho concepto serán sancionadas por no llevar mascarilla. Otras cuatro fueron sancionadas también por consumo de alcohol.

En el mismo distrito poco antes de la medianoche fue detectada otra fiesta en la que participaban 25 personas, según han añadido las mismas fuentes.

Otros municipios

Además, otra fiesta en la vía pública con la participación de unas cien personas fue disuelta la tarde del sábado en el barrio de San Cosme, en el municipio de El Prat, tras la mediación de los Mossos. Fuentes de la policía catalana informan a Efe de que los Mossos fueron requeridos por la policía local ante la concentración de personas de ese barrio popular para participar en una fiesta.

Te puede interesar

Ante el elevado número de personas que se dieron cita en la vía pública, incumpliendo las restricciones decretadas por la pandemia del coronavirus, los agentes optaron por mediar en la celebración para conseguir que se disolvieran, lo que lograron al cabo de un rato.

Los Mossos, por otro lado, fueron requeridos la misma tarde en Santa Coloma de Gramanet para intervenir en otra celebración ilegal que se estaba celebrando en una casa ocupada de la localidad.