SUPERMANZANAS

Lluvia de candidatos para ejecutar los ejes verdes del Eixample de Barcelona

Un total de 86 equipos se han presentado para ejecutar los cuatro primeros tramos y plazas durante este mandato

Ciudadanos conversando sentados en una de las mesas de la supermanzana de Sant Antoni.

Ciudadanos conversando sentados en una de las mesas de la supermanzana de Sant Antoni. / FERRAN NADEU

  • El ayuntamiento ya tiene formado el consejo asesor de expertos en el que aparece Vicente Guallart, arquitecto jefe de la etapa de Trias en la alcaldía

  • Este órgano realizará cuatro reuniones anuales y elaborará informes sobre el avance del proyecto, que en total pretende ganar más de 33 hectáreas para el peatón

Se lee en minutos

Se presentó a mediados de noviembre y la cosa va cogiendo forma. El proyecto de ejes verdes en el Eixample, la versión extendida de las supermanzanas, tiene previsto iniciar en este mandato la transformación de cuatro calles y la creación cuatro plazas nuevas. Según informa el ayuntamiento, ya se han presentado al concurso 86 proyectos, una cifra muy por encima de lo que es habitual en este tipo de convocatorias municipales. Por otro lado, este miércoles se ha celebrado la primera reunión del consejo asesor del plan. Son 18 profesionales, nueve mujeres y nueve hombres, que tratarán de que la nueva Barcelona incluya todos los puntos de vista posibles. Entre los elegidos, Vicente Guallart, arquitecto jefe de la etapa de Xavier Trias en la alcaldía.

Las cuatro primeras calles sobre las que se trabajará son Consell de Cent, Girona, Rocafort y Borrell (4,65 kilómetros y 11,12 hectáreas). Y las cuatro plazas son las formadas por las intersecciones de Consell de Cent con Rocafort, Borrell, Enric Granados y Girona (0,8 hectáreas). El jurado ya está analizando las propuestas y se espera que en marzo se resuelvan los dos concursos y se anuncien los ganadores, que a partir de mayo podrán empezar a redactar los proyectos. Si nada lo impide, la idea es que puedan empezar a trabajar durante el primer trimestre del 2022, con un inversión para esta primera horneada de ejes verdes de 37,8 millones de euros.

El proyecto en su globalidad tiene previstos 21 ejes verdes y 21 nuevas plazas que recuperarían para el peatón 33,4 hectáreas. El calendario fija el 2030 como fecha tope para tenerlo todo terminado. La principal novedad del plan es que ya no se habla de supermanzanas como tal, esto es, cuadrículas formadas por nueve manzanas del Eixample, sino que, adaptando la filosofía de eliminar circulación, se convierten tramos de calles en remansos de paz. Para conseguirlo, admitió la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, "será necesario que mucha gente deje el coche en casa", puesto que el tráfico en estas vías será, o esa es la intención residual, y con la velocidad limitada a 10 kilómetros por hora, como ya sucede en las supermanzanas del Poblenou y Sant Antoni.

Te puede interesar

El consistorio también ha dado a conocer este miércoles la composición del consejo asesor del proyecto de ejes verdes. Son 18 personas que recibirán una retribución y que no podrán formar parte de los equipos que se postulan para la transformación. Si en el anterior mandato el gobierno de Ada Colau dio un golpe de efecto con el fichaje de Pere Macias ('exconseller' de CiU) para liderar la unión del tranvía por la Diagonal, ahora han captado para la causa a Vicente Guallart, el que fuera arquitecto jefe de la etapa de Xavier Trias al frente del ayuntamiento. También están, entre otros, los arquitectos Juli Capella, Ethel Baraona, Xavier Monteys, Zaida Muixí o Maria Buhigas; la geógrafa Carme Miralles; el filósofo y sociólogo César Rendueles, o el doctor ingeniero de Caminos Javier Ortigosa. El consejo asesor está presidido por Janet Sanz y la vicepresidencia recae en el actual arquitecto municipal, Xavier Matilla. Llama la atención que entre los elegidos no esté Salvador Rueda, exresponsable de la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona. Él fue el principal impulsor de las supermanzanas en Barcelona y una de las voces más críticas con el plan de ejes verdes, en el sentido de que desvirtúa la filosofía que él lleva años defendiendo. En rueda de prensa, Sanz ha asegurado, sin embargo, que habla "constantemente" con Rueda.