EMERGENCIA HABITACIONAL

Barcelona pone en marcha un nuevo bloque de vivienda prefabricada

  • El edificio, en el distrito de Sant Martí, acogerá 42 pisos para jóvenes y familias en riesgo de exclusión residencial

  • La obra, con un presupuesto de 4 millones de euros, empezará en primavera y estará terminado a finales de año

Imagen creada por ordenador del edificio de Sant Martí del programa Allotjaments de Proximitat Provisionals (Aprop) del ayuntamiento.

Imagen creada por ordenador del edificio de Sant Martí del programa Allotjaments de Proximitat Provisionals (Aprop) del ayuntamiento.

Se lee en minutos

El segundo edificio del programa Allotjaments de Proximitat Provisionals (Aprop) o, lo que es lo mismo, las viviendas modulares prefabricadas que el ayuntamiento levanta a partir de los contenedores marítimos de mercancía desechados, ya está en marcha. Este martes el consistorio ha anunciado la adjudicación de la redacción del proyecto y la construcción de este nuevo bloque a la empresa Constructora de Calaf, SL. con una inversión de 4 millones de euros. El edificio se levantará en un solar de la calle de Bolivia, en el distrito de Sant Martí, y acogerá 42 pisos: 35 de dos dormitorios y el resto de uno, con una capacidad total para 110 personas. La previsión es empezar las obras está primavera para poder entregar las llaves a finales de año. Su adjudicación se hará garantizando la mixtura social: se dividirán entre familias de la Mesa de Emergencia en espera de un hogar definitivo y jóvenes, un colectivo, a juicio del consistorio, con dificultades para acceder a la vivienda. 

Te puede interesar

La opción de los bloques prefabricados la planteó en febrero de 2018 el ayuntamiento como una opción más rápida y sostenible de crear vivienda social y poder aliviar la presión de la emergencia habitacional de la ciudad. El consistorio previó entregar los primeros pisos a familias en riesgo de exclusión residencial a finales de 2018 pero diversos problemas de licitación y construcción retrasaron su edificación hasta agosto de 2019. El primer Aprop se levantó en Ciutat Vella, en la calle de Nou de Sant Francesc, con espacio para 12 viviendas. Su presentación despertó ciertos recelos al tratarse de una construcción realizada con materiales reciclados (contenedores marítimos desechados), pero su resultado final fue un edificio sostenible y digno que acabó como finalista en la categoría de Arquitectura de los Premios FAD. 

Los de Ciutat Vella y Sant Martí no serán los únicos, este martes también se ha anunciado el resultado del concurso para un tercer bloque de construcción modular prefabricada. La licitación se la ha llevado la propuesta Loggia, presentada por los arquitectos Judith Crespo, Oihana García y César Vivas. Estas nuevas viviendas, 40, se ubicaran en la avenida del Carrilet, en Sants-Montjuïc, con una inversión prevista de 6,7 millones de euros. Los plazos pasan por redactar el proyecto definitivo para poder licitar las obras en otoño y empezar a construir a finales del 2022. Los dos nuevos edificios más el bloque de Ciutat Vella sumarán en conjunto 82 alojamientos con capacidad para unas 200 personas.