Barceloneando

Los perros 'influencers' de Barcelona

Sus seguidores les piden un hijo suyo como a las estrellas del rock. Algunos superan el millón de ‘followers’. Posan con deje de Dulceida, les invitan a fiestas y hasta los reconocen por la calle. Estas mascotas se ganan el pienso con el sudor de sus posados

Arriba, los @tik_dogs al completo y @miss_roma_the_shiba a lo Harry Potter. Debajo, dos de los tres @pompomilicious preparados para salir y @eddie_jackrussell, con abrigo de diseño.

Arriba, los @tik_dogs al completo y @miss_roma_the_shiba a lo Harry Potter. Debajo, dos de los tres @pompomilicious preparados para salir y @eddie_jackrussell, con abrigo de diseño. / Instagram

Se lee en minutos

Dan la impresión de preocuparse menos por el dinero que Pancho, el perro de la lotería. Algunos superan el millón de seguidores. Posan con deje de Dulceida y pueden presumir de ser virales en TikTok e Instagram. Les invitan a fiestas, hasta los reconocen por la calle. ¿Los caprichos de estos 'influencers'? “Un porrón de chuches”, resoplan sus humanos.

Se les ve currantes: al menos van todo el día con la lengua fuera. Serán perros, sí, pero hace años que se ganan el pienso con el sudor de sus posados. ¿Buen sueldo? “¡Guau!”, te dirán ellos. Al menos se pagan sus caprichos, puntualizan sus dueños. No es fácil, no. Las redes se están llenando de mascotas con aspiraciones profesionales.  

Más de 15 millones de visualizaciones

Skyler te mira con la misma pose de indiferencia que Melania al hacer desplantes a Trump. Ya es una celebridad en TikTok. Una bull terrier blanca que entran ganas instantáneas de llevarse a casa. Sus seguidores le piden un hijo suyo como a los cantantes de rock. Uno de sus vídeos ya supera los 15 millones de visualizaciones.

@tik_dogs

¿ Hay alguien más así ? Sorry, no me he peinado 😂 IG: tik_dogs

♬ original sound - Sonhanbei

Skyler comparte piso en Sabadell con Nova, otra bull terrier con cara de no haber roto un plato, y Riddick y Noa, dos mezclas de pitbull con american. Nadie diría que son PPP (Perros Potencialmente Peligrosos). Miran a cámara como si posaran para un retrato en 'Los Bridgerton'. Se les conoce en las redes como los @tik_dogs. El domingo pasado superaron el millón de seguidores en TikTok. Hace meses que están en una agencia de 'influencers'.

“Tengo que repetir más mis tomas que las de ellos”, asegura Laura. “Esa es la del TikTok”, la reconocieron el otro día por la Rambla. Además de con 4 perros -su pareja es criador de bull terrier-, vive con dos hurones, un conejo y dos ratas. “Aquí no entra nadie”, se ríe.  

“Empecé con la tontería y, mira, aquí estamos”. Ahora es creadora de contenidos de TikTok. “Hace nada han empezado a pagar por visualizaciones”, cuenta. La 'app' china ha lanzado un fondo para creadores de 60 millones. Ella suelta una carcajada. “Es para reírse: el mes pasado retiré unos 70 euros. A lo mejor este mes puedo sacar 100”. Lleva un par de vídeos virales: uno con más de 9 millones de visitas. "Pero al menos estoy agradecida porque monetiza algo". Para un vídeo de 15 segundos puede estar más de una hora.

El perro que se paga la mutua

A Eddie también le suelen reconocer por la calle. Ha salido hasta en el '¡Hola!' Él te ladra como si nada y se deja acariciar con cara de famoso resignado. Hoy se pasea por un parque de Sants con un abrigo de diseño a juego con el de su dueña.

Se llama como el perro de 'Frasier'. También es jack russell y le gustan los bares. Este sale en las bolsas de comida para perros. Ya se paga él hasta la mutua. “Se autofinancia”, se ríen sus dueños. En Instagram es @eddie_jackrussell. Tiene más de 22.000 seguidores y web propia. Es modelo desde que tenía meses. “Paseando por la calle nos pararon para un anuncio”, recuerdan Xavi y Anna. “Todo ha sido muy al azar”. 

Xavi y Anna hablan de algoritmos de Instagram con callo de profesional. “Lo más chulo es que con Eddie te pasan cosas que no te pasarían nunca”, dicen. Les han invitado a Madrid para ir de 'brunch' con otros perros 'influencers'. Hasta han viajado a París. “Y descubres cosas que no sabías ni que existían –se ríe Xavi-, como este conjunto”. Y señala los abrigos a juego de Anna y Eddie. Se los mandaron de Alemania. El de Anna hasta tiene un bolsillo extraíble para llevar las chuches.

Más que dinero, concluyen, se hacen amistades. “Hemos ido tres años de vacaciones a Italia para visitar a unos seguidores suyos”. ¿Que si podría ganar más? “Sí, si no tienes escrúpulos”, dice Xavi. “Cada semana tenemos cinco o seis peticiones. Y la mayoría las denegamos”. Eddie no les va a pagar la jubilación. “Noooo”, menean la cabeza. “No es Pancho”.

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete

"Haces comunidad"

“Estamos creando contenido, pero detrás hay unos valores y sobre todo un amor muy grande por nuestros animales”, insisten Kesiah y Xenia. Las dos conviven con perros 'influencers'. Comparten un grupo de Whatsapp de mascotas 'instagramers' de Barcelona. “Haces comunidad”.  

@pompomilicious

Somos una familia que ama a sus bebés peludos ❤️ ##mascotastiktok ##aunmeamas ##pomeranian

♬ Original Sound - Unknown

Los que posan a lo Laura Escanes son la 'troupe' peluda de Kesiah y Eduardo. Tres pomeranias con más accesorios que las Kardashian. Acaparan un armario entero. “Tienen más productos del pelo que yo –jura la dueña-. Y más peines”. Y rebusca entre las fotos del móvil para dar fe. No es fácil: acumula 31.748.

Doudou, BonBon y TamTam, se llaman. @pompomilicious, en las redes. Otra panda que suma millones de visualizaciones. Tienen web y más de 200.000 seguidores entre TikTok e Instagram.

La dueña de Roma puso su ubicación en un 'stories' y apareció una chica corriendo para saludar a la perra 

Una de sus colegas perrunas dentro y fuera de las redes es Roma. Una shiba inu de cara más angelical que Lassie. @miss_roma_the_shiba. Ya casi supera los 500.000 seguidores en TikTok; 14.000 en Instagram. Su dueña, Xenia, no ha vuelto a poner la ubicación en el 'stories' desde que se le apareció de golpe una chica corriendo. “Se había bajado del autobús para saludar a mi perra”, recuerda.

Te puede interesar

Roma luce collar en las redes.

/ Instagram

¿Que qué significa tener una mascota 'influencer'? “Una responsabilidad enorme –apunta Kesiah -. Estar todo el rato en el punto de mira”. Xenia asiente. Es un trabajo tras las cámaras difícil de monetizar, dicen. “Puedes tener el mismo número de seguidores que una 'influencer' de moda y a ella le van a ofrecer un precio y a ti, otro”, apuntan. Pero aún tienen mucho camino por delante. Kesiah lo augura como experta en márketing. “Creo que las mascotas 'influencers' van a dar mucho que hablar”.