Colaboración institucional

Barcelona y Salut anuncian el traslado de cuatro CAP y la creación de uno en Sant Andreu

La previsión es que los cuatro nuevos centros estén acabados entre el 2024 y el 2025

  • El Raval Nord, el Gòtic, el Besòs y el de paseo de Sant Joan contarán con una nueva ubicación en el 2024
  • Se creará un nuevo equipamiento en Congrés-Indians para rebajar la congestión del centro de atención primaria Maragall
  • El ayuntamiento cede los solares y la Generalitat construirá los equipamientos, con una inversión prevista de 35 millones
Vecinos del Raval protestan en defensa del CAP prometido, en abril del 2019.

Vecinos del Raval protestan en defensa del CAP prometido, en abril del 2019. / Jordi Cotrina

Se lee en minutos

El Ayuntamiento de Barcelona y el Servei Català de la Salut han anunciado este lunes un acuerdo entre la administración municipal y la Generalitat por el cual cuatro centros de atención primaria (CAP) cambiarán de sede física en la ciudad y se creará uno. La operación ha sido anunciada por la concejala de Salut, Gemma Tarafa, y el director del Servei Català de la Salut, Adrià Comella.

El calendario no es del todo exacto, pero la previsión es que los cuatro nuevos centros estén acabados entre el 2024 y el 2025. La inversión será de unos 35 millones de euros entre los cinco equipamientos. La colaboración institucional se concreta en que el ayuntamiento cede los solares y la Generalitat construye los edificios. Son planes que en gran parte ya se conocían, a falta de ponerles fecha.

El CAP Raval Nord

Uno de los centros que serán trasladados es el CAP Raval Nord, cuyo destino ha generado un intenso debate en los últimos años, que finalmente se zanjó con la decisión de trasladarlo a la antigua capilla de la Casa de la Misercòrdia. “Ya se ha completado todo el trabajo urbanístico, ahora viene el concurso sobre el nuevo CAP. Es una batalla que empezó hace más de 14 años”, ha subrayado la concejala de Salut, que también ha destacado la presión que ha recibido la atención primaria en estos tiempos de pandemia.

El CAP Gòtic, como otros equipamientos similares, ha visto desbordada su capacidad. Cuenta con unos 1.000 metros cuadrados, y la falta de espacio ha obligado a que alguno de sus servicios se trasladaran al CAP Drassanes. El CAP Gòtic se trasladará al edificio municipal que está situado en la calle de Pi i Sunyer, una vez se establezca la futura sede de los servicios municipales que hoy están en esa sede.

El CAP Besòs y el cine Pere Quart

“Había que arremangarse y encontrar soluciones”, ha dicho Comella sobre los cambios de sede. Comella y Tarafa han comparecido en el CAP Besòs, que doblará su espacio actual, es decir, que pasaría de 1.500 a 3.000 metros cuadrados. Comella ha subrayado que los cuatro CAP contarán con un incremento de espacio similar.

En el caso del CAP Besòs, la demolición del antiguo cine Pere IV generará un solar en el que se erigirá un nuevo equipamiento cuyas tres plantas superiores se dedicarán al centro de atención sanitaria, que conectará con las instalaciones del actual.

Te puede interesar

El CAP de Fort Pienc estará situado en el solar que se encuentra en el cruce de la calle de Nàpols con la de Gran Via, donde será construido un edificio de vivienda del Institut Municipal de la Vivienda. La planta baja y la primera se destinarán al nuevo centro de atención primaria. Es un equipamiento que los vecinos anhelan hace tiempo. Está anunciado desde el 2008. El CAP Sant Joan requerirá un equipamiento provisional que se abrirá en Alí Bei en febrero, ya que tuvo que asumir a los usuarios del CAP Carles I.

Por último, el CAP que se creará en Sant Andreu, en el barrio de Congrés-Indians, está planteado para aliviar la presión asistencial que recae sobre el CAP Maragall. El nuevo centro estará en un solar que está en el cruce de la calle de Cardenal Tedeschini y la calle de Pardo.