Celebración en el museo del Born

La juventud de Picasso: fascinación por Velázquez y Goya

La exposición 'Picasso. Els Quaderns' se podrá ver hasta el 4 de abril de 2021, con tres días de puertas abiertas el 18, 19 y 20 de diciembre

La muestra del museo de la calle de Montcada cuenta con unas 1.300 páginas de dibujos y esbozos de los cuadernos del artista malagueño

Un visitante observa, ayer en el Museo Picasso, la copia de Felipe IV realizada por Pablo Picasso (d) junto al cuadro original de Velázquez (i), conformando una exposición de 19 cuadernos del artista malagueño de sus inicios.

Un visitante observa, ayer en el Museo Picasso, la copia de Felipe IV realizada por Pablo Picasso (d) junto al cuadro original de Velázquez (i), conformando una exposición de 19 cuadernos del artista malagueño de sus inicios. / EFE / Quique García

Se lee en minutos

Oriol Lara

Para conmemorar el 50 aniversario de la donación que Picasso hizo a la ciudad de Barcelona, el Museu Picasso ha preparado una exposición con 19 cuadernos, 17 de los cuales forman parte de la cesión que hizo en 1970, de su etapa académica y juvenil. A través de ellos se pueden ver los inicios artísticos del malagueño y los grandes referentes españoles de los que se impregnó el artista durante esa época, como son Velázquez y Goya.

La importancia de estos cuadernos era vital para Picasso, que los conservó en su colección personal durante toda su vida. El mismo director del Museo, Emmanuel Guigon, ha recordado las palabras del pintor en uno de los cuadernos vinculados a 'Les Demoiselles d’Avignon' en 1907: “'Je suis le cahier'” (Yo soy el cuaderno). La comisaria de la exposición, Malen Gual, asegura que “hay 190 cuadernos documentados y se cree que pueden llegar a los 200”. Si bien es cierto que algunos de los cuadernos que tiene en propiedad el museo ya han sido expuestos en otras muestras, ahora se han convertido en la pieza fundamental: “No mostramos los cuadernos como tesis de nada, sino que los hacemos protagonistas”.  

Los 19 cuadernos expuestos contienen un total de 1.300 dibujos y esbozos. Malen Gual y su equipo pensaron en materializar las páginas a través de una tablet para que el público pudiera interactuar con ella, pero con la pandemia esto no ha sido posible. Ante la imposibilidad de poder tocar los aparatos electrónicos, el museo ha digitalizado todas las páginas, que se pueden ver en las pantallas una tras otra. Para visionar la totalidad de las imágenes y apreciar todo el fondo documental, “el asistente debería estar tres horas observándolas”, ha afirmado la comisaria que ha añadido: “Con el uso de las tablets hemos querido mantener en cierto modo el tamaño original de los cuadernos. Además, porque las tabletas podrían ser los cuadernos de dibujo actuales”.

La Coruña, Madrid y Málaga

La muestra consta de seis salas ordenadas por orden cronológico. La primera se centra en el período de La Coruña, Madrid y Málaga. En el trayecto de La Coruña a Málaga es cuando Picasso descubre por primera vez las obras de Velázquez en el Prado, en abril de 1895. El pintor copió dos de sus obras in situ en uno de los cuadernos que hay expuestos. En la sala se puede ver el contraste entre el Picasso que aún no había descubierto a Velázquez y el Picasso posterior. 

En la segunda, el pintor se desplaza a Barcelona en septiembre de 1895 para estudiar en l’Escola de Belles Arts de la Llotja durante tres años. De este período se conocen 6 cuadernos, uno de los cuales va dedicado al estudio preparatorio de “Primera Comunión”, una de sus primeras obras maestras y que también se encuentra expuesta. La siguiente sala se centra en la estancia de Picasso en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando desde octubre de 1897 a mayo de 1898. En ella se puede observar desde la instancia del pintor para poder ir a la Academia hasta la comparación entre el cuadro de Felipe IV de Velázquez (restaurado en 1980) y la copia de Picasso. Con 5 cuadernos, se hace patente el estudio del joven ante los grandes pintores españoles, en especial Velázquez y Goya, de quien copia varios caprichos y escenas de tauromaquia.

Els Quatre Gats, primera exposición individual

La segunda parte de la exposición se centra en la estancia del artista en Horta de Sant Joan, Gósol y los viajes a París. Tras superar la escarlatina, Picasso se refugia en casa de Manuel Pallarés en Horta y en los cuadernos de ambos pueblos lleva a cabo diversos bocetos del paisaje rural, retratos íntimos y crónicas de la vida en el pueblo. En 1899, Picasso entra en contacto con la taberna Els Quatre Gats, el mismo sitio donde el pintor diseña su primera exposición individual en febrero de 1900. En la sala, uno de los cuadernos contiene muchos dibujos preparatorios de una obra que nunca se llegó a realizar, además de encontrarse el cuaderno más pequeño de toda la exposición con dibujos de su primer viaje a París en otoño de 1900. 

Te puede interesar

La exhibición termina con el cuaderno que le regaló el pintor al editor Gusta Gili. En él se hallan muchas referencias a 'La Tauromaquia' de Pepe Illo. Los dibujos están directamente relacionados con el libro ilustrado homónimo que se publicó en 1959. En las más de 20 obras que están expuestas en la sala el pintor usó la técnica de aguatinta al azúcar, una mezcla de tinta china con azúcar. 

Para completar la muestra de los cuadernos, el museo ha recibido varios préstamos de diferentes pinacotecas: dos obras de Velázquez del Museo Nacional del Prado, cuatro del Museu Nacional d’Art de Catalunya, seis grabados del Museo Goya de Zaragoza, una obra del Museu de Montserrat así como varios documentos y obras de la Escuela Llotja, la Fundació Palau, entre otros. El Museu Picasso ha preparado tres jornadas de puertas abiertas los días 18, 19 y 20 de diciembre en el horario habitual para la exposición 'Picasso. Els Quaderns', que estará abierta al público hasta el 4 de abril de 2021.